Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena a la ICS para no intervenir una paciente a Can Ruti

Una mujer murió en el hospital después de recibir un tratamiento farmacológico “inútil”

Un juzgado de Barcelona ha condenado al Instituto Catalán de la Salud (EQUIS) a pagar 61.644 euros a los familiares de una mujer que murió en el hospital de Can Ruti de Badalona por no haberle dado el tratamiento adecuado a su enfermedad. La sentencia concluye que hubo “mala praxis” por la falta de control de la paciente, X. L. M., de 70 años, después de ser diagnosticada. El juez asegura que había que operarla de forma “urgente” y no darle un simple tratamiento farmacológico que fue “inútil”.

La sentencia da la razón a los familiares de la víctima, representados por la asociación Defensor del Paciente, y añade que habría sido del todo necesario hacer un TAC para determinar la isquèmia del intestino y, “si se tercia, ordenar una intervención quirúrgica urgente”. El tratamiento farmacológico, en cambio, resultó insuficiente y la mujer murió en el hospital Hermanos Trias y Pujol (Can Ruti) el 9 de noviembre del 2010.

La resolución añade que también hubo irregularidades en el consentimiento informado, puesto que se hizo “con posterioridad” a la crisis médica que acabó con la muerte de la paciente. La cantidad con que la EQUIS –y la aseguradora Zúrich– tendrán que indemnizar los hijos de la mujer se ajusta al baremo de accidentes de circulación. El juez también condena las dos partes a pagar los gastos procesales (8.000 euros). La sentencia, dictada por el enjuiciado contencioso administrativo número 17 de Barcelona, no es firme.

Más información