Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La independencia es un espejismo, como el referéndum de Grecia”

El líder de los socialistas catalanes acusa a Mas de esconderse al no encabezar la lista

Miquel Iceta (Barcelona, 1960), primer secretario del PSC y candidato el 27-S, es muy crítico con el acuerdo entre Mas y Junqueras.

Pregunta. ¿Qué le parece el acuerdo?

Es evidente que esta lista la hacen para escamotear del debate su acción de gobierno"

Respuesta. Mas quería una lista lo más unitaria posible, ha convencido a ERC y ya hay una lista del sí. Puede estar razonablemente satisfecho. Los sondeos no les iban bien y puede servir para lograr un mejor resultado. Es evidente que lo hace para escamotear que se juzgue su acción de gobierno. Si alguien quiere ser presidente, encabeza la lista y no va cuarto. ¿Por qué lo hace? ¿Para no ir a los debates? ¿Por qué se camufla? ¿Por qué lo enmascara si será presidente si gana? ¿No quiere dar cuentas de su gestión? Todo es muy raro. No sé si es un intento de desdibujar la responsabilidad o de rehuirla. Solo quieren hablar de un tema. Y su balance de gobierno en muy negativo. Todo es muy raro: va  a haber en una lista gente que apoya y está en contra de la reforma laboral.

P. ¿Le sorprende el fichaje del execosocialista Raül Romeva?

R. La gente puede cambiar de posición. Ya dijo que no estaba por el federalismo y que estaba por el independentismo. No es criticable que él lo sea: sino que no lo sea quien aspira a ser presidente. Eso es lo extraño. No diré nada en contra de Raúl: es legítimo, está en su derecho y tiene una vocación política muy grande.

No voy a criticar a Romeva: está en su derecho y es legítimo. Lo que es criticable es que Mas no sea candidato"

P. El acuerdo contempla declarar la secesión en seis meses. El sábado dijo que el proceso era un engaño ¿Lo sigue pensando?

R. Totalmente. Dijeron que el 9-N lo cambiaría todo y todo siguió igual. Una de las debilidades de este proceso es que nunca ha explicado cómo se llegaría a la independencia. O engañan o se engañan a sí mismos. No les atribuyo mala fe, pero sí hay un exceso de voluntarismo brutal. No impugno la independencia, pero sí que no digan cómo se llegará. Es un espejismo. Es como en Grecia: se ganó el referéndum y la gente creyó que todo sería diferente. Y resulta que no. Hay condicionantes que uno no se puede saltar. Hay un punto de paralelismo. Es una ilusión muy movilizadora pero que necesariamente no lleva donde dicen los que la dirigen.

P. ¿Qué pasará si hacen la declaración?

R. Es un brindis al sol si nadie te la reconoce. Ya hubo una declaración de soberanía del Parlament y no pasó nada: el Constitucional la anuló un año después.

P. Romeva era federalista. ¿Es un símbolo de lo que ha pasado con otros catalanes tras ver que el federalismo no cuajaba?

Hasta el PP entrará en la reforma federal. Dos millones de catalanes quieren la independencia y no se pueden cerrar los ojos"

R. Es cierto que mucha gente quedó decepcionada. Los independentistas dicen que es imposible que España cambie y hacen cierta caricatura de la España eterna del PP. Pero es que ahora está empezando a cambiar. ¿Nos merece la misma valoración Bauzá que Armengol? ¿Es lo mismo Fabra que Ximo Puig? No decimos que la reforma federal de la Constitución sea sencilla, fácil y rápida pero es un camino que existe en el ordenamiento jurídico

P. ¿No han dado un paso atrás excluyendo de su programa la consulta soberanista?.

R.Todos hemos evolucionado: ellos quieren hacer un referéndum sobre la independencia y nosotros sobre la reforma constitucional. Siempre he pensado que el derecho a decidir era ambiguo. El 9-N supimos cuanta gente quería la independencia y nosotros queremos saber cuánta gente lo apoya. Pero las mismas preguntas que nos hacen sobre el federalismo se las deberían hacer sobre la independencia. La reforma del Estatuto precisa una mayoría cualificada y quieren declarar la independencia con una mayoría menor y sin negociar.

P. El soberanismo esgrime el fallo del Constitucional.

R. La ley ha cambiado: el texto debe pasar por el Constitucional antes del referéndum. Fue una anomalía democrática. Y hay una herida que hay que sanar y coger el toro por los cuernos. Hay que reconocer a Cataluña como una realidad nacional; que haya un mejor reparto de competencias y una financiación con ordinalidad.

Si no te reconocen la independencia y no te la reconoce nadie  pasará nada. Será un brindis al sol"

P. Patxi López dice que solo debe hablarse de “diversidad”.

R. Hay gente que cree que Estado y nación son lo mismo y con esa asociación no queda más remedio que la independencia. Nosotros nos sentimos muy cómodos con el término “nación de naciones”. En el mundo, por ejemplo, hay más de 200 Estados y muchas más naciones. La Declaración de Granada recoge incluir en la Constitución el artículo cinco del Estatut que habla de derechos históricos. El reto es convencer a los catalanes de que voten (a favor) de la reforma constitucional. Si se hace una reforma preciosa y completa que gana en el conjunto de España pero no en Cataluña... ¡Qué drama! ¿no? Sería un escenario muy negativo.

P. ¿Ve factible que Ciudadanos y Podemos se sumen a la reforma?

R. Ciudadano se ha abierto a habar y ha encargado a Francesc de Carreras haga una propuesta de reforma. Podemos pide un proceso constituyente. Yo creo que hasta el PP acabará entrando. Veo imposible la negación del problema. Hay dos millones de personas que quieren la independencia. Te puede gustar más o menos. Pero no se pueden cerrar los ojos.

P. Oriol Junqueras le reprochó que el federalismo era un cuento de hadas por la dificultad extrema de la reforma.

Hay que reconocer la realidad nacional de Cataluña. Si se hace una reforma federal que se aprueba en toda España y no en Cataluña será un drama"

R. Su propuesta tampoco es sencilla: se tenía que resolver el 9-N y se ha visto que no. Lo que digo es que la reforma constitucional es posible. Es un camino que existe. Ellos de vez en cuando solo dicen que harán una declaración de independencia y cuando se les dice que qué pasa si no te la reconocen, no tienen respuesta.

P. El PP y Ciudadanos le llaman a hacer una especie de gobierno de concentración.

R. Nosotros descartamos la política de frentes. Cataluña somos todos y pensar que avanzará sobre la base de dividirse en dos mitades en contrario a la historia. No estaremos con una estrategia de frontista.  Pactaremos sobre la base de programas. No solo queremos hablar del encaje de Cataluña en España. Nuestras prioridades son la recuperación económica, preservar el estado del Bienestar, la regeneración democrática y el encaje territorial.

P. ¿Su prioridad es un gobierno de izquierdas?

R. Sí, es lo que nos gustaría. Los gobiernos de izquierdas le han ido bien a Cataluña..Nosotros queremos votar a un presidente de izquierdas. Inés arrimadas (candidata de Ciudadanos) no lo será con nuestros votos. En Lleida, el alcalde de Àngel Ros ha firmado un pacto con Ciudadanos pero tiene una lógica local. Lo respetamos pero no preconfigura nada. Tiene un morbo especial el pacto por ser el presidente del partido. Es un acuerdo razonable: este es un país bien extraño. Le critican porque dice que cumplirá las leyes.

P. ¿Les perjudica la candidatura de confluencia entre Iniciativa y Podemos?

R. Lo que decidan los catalanes es sagrado pero en cualquier caso fuimos el segundo partido en las  municipales. Seguimos la negociación con interés, tiene poco tiempo para cuajar y no pondremos palos en las ruedas. Igual que ha pasado en los Ayuntamientos, tenemos la máxima voluntad de colaborar con los partidos de progreso y de izquierda. Y nos encantaría colaborar desde el Parlament o desde el Gobierno. Hay una regla no es escrita en el PSC: dar apoyo a la fuerza de izquierda más votada como ha pasado en Badalona o con Ada Colau en Barcelona.

Chacón será candidata a las generales. El PSC no podía permitirse el lujo de desaprovecharla"

P. ¿Les distancia su postura sobre el referéndum soberanista? Iniciativa y Podemos lo apoyan

R. Si, ellos quieren decidirlo todo y yo también. Pero en unas elecciones como estas se necesita claridad y ser preciso. Es una fórmula que les permite no mojarse con la pregunta: independencia sí o no.

P. Si no gana la lista de Mas ¿Ve una alternativa posible?

R. La veo difícil pero la vida te enseña que en momentos de dificultades encuentras. Haremos lo posible para que haya un gobierno estable y que aporte soluciones.

P. ¿No es raro que Chacón sea candidata por el PSC a las generales tras ocho años sin apenas estar en Cataluña?

R. Ha hecho una opción muy clara de tener peso e influencia en la política española y al PSC le va muy bien. Es una dirigente muy conocida, con experiencia de gobierno y quiere seguir en política. El PSC no podía permitirse el lujo de desaprovecharla. Pero el candidato del PSOE es Pedro Sánchez y queremos que gane las elecciones. Seremos sus primeros colaboradores. No pensamos en otros escenarios.

Más información