Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cine con auriculares y ‘gin-tonic’

CentroCentro de Cibeles acoge hasta el 3 de septiembre la proyección de 74 películas acompañada de eventos especiales

Ampliar foto
Primera sesión del cine de verano de CentroCentro.

Luces, cámara y acción. CentroCentro acogió anoche la primera proyección del Cine de Verano de Cibeles. Clásicos, películas emblemáticas de los 80 y 90 y éxitos recientes del cine independiente son los tres ingredientes que los madrileños van a poder disfrutar a lo largo de las 74 proyecciones que se llevarán a cabo hasta el 3 de septiembre. De lunes a domingo, con sesión doble los fines de semana, habrá también eventos especiales, gastronomía y coctelería.

“Se trata de un concepto basado en la nostalgia y el romanticismo”, explica su director, Jesús Mateos, “que consiste en recuperar esa experiencia del ocio colectivo de las antiguas barracas”. El crepúsculo de los dioses (1950) inauguró el ciclo estival, y a este título seguirán otros como Siempre Alice (2015), que se proyecta esta noche, La princesa prometida (1987) o Scream (1996). “Son cintas que seguramente muchos hayan visto, pero esta es una oportunidad para hacerlo de forma diferente”, apunta Mateos. Los viernes y los sábados a medianoche habrá una propuesta más gamberra gracias a las Cibeles Midnight Movies, que cuenta con la colaboración de Tentaciones, en las que se programan títulos de culto, terror y fantasía. Los críticos de EL PAÍS Carlos Boyero, Javier Ocaña y Jordi Costa han realizado su propia recomendación para la programación. El apartamento, de Billy Wilder, Ocho y medio, de Federico Fellini y Carrie, de Brian de Palma, son sus apuestas. El precio de las entradas se sitúa entre los 5 y los 6 euros.

Es algo extraño ver a las 600 personas que completan el aforo de la Galería de Cristal de CentroCentro con auriculares, pero todo tiene su explicación. Las películas se escuchan a través de cascos inalámbricos, un método usado en otras propuestas europeas semejantes a la madrileña, que permite al público escuchar con más calidad el sonido en espacios tan grandes. Recuerda a esas discotecas en las que cada uno escucha su propia música en sus cascos y se denomina silent cinema experience.

Las películas se escuchan a través de cascos inalámbricos que permiten escuchar en espacios tan grandes

Alrededor del cine suceden más cosas. Más allá de las típicas palomitas, nachos y perritos calientes, Juan Pozuelo, de Vaca nostra, ha preparado un menú especial para estas sesiones. “Es un tipo de restauración que se aleja de la oferta cotidiana de los cines. Y además también habrá coctelería, así que puedes disfrutar de la película mientras tomas un gin tonic”, señala Mateos.

Las proyecciones irán acompañadas por eventos especiales. Ghost, por ejemplo, tendrá su fiesta temática de los 90. A Magical Girl le seguirá un coloquio con personajes de la industria del cine español. Y la última película de Wim Wenders, Todo Saldrá Bien, protagonizada por James Franco, Charlotte Gainsbourg y Rachel McAdams se preestrenará un día antes de su llegada a los cines. En la galería también se puede contemplar una muestra de los trajes que se han utilizado en algunas de las grandes superproducciones fabricados en la sastrería Cornejo. Desde la vestimenta romana de Gladiator, hasta los vestidos de época de Los Miserables, pasando por los del Perro del hortelano y la fantasía de El laberinto del fauno.

Cine de verano de Cibeles, hasta el 3 de septiembre. Toda la programación en sunsetcinema.es

Más información