Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís tendrá la alcaldía de Valencia tras pactar con el PSOE

Joan Ribó asumirá la vara de mando tras lograr el apoyo del socialista Joan Calabuig y València en Comú

Joan Ribó, futuro alcalde de Valencia, con Joan Ribó, líder de los socialistas de Valencia.
Joan Ribó, futuro alcalde de Valencia, con Joan Calabuig, líder de los socialistas de Valencia.

Compromís tendrá la alcaldía de la tercera ciudad de España. El candidato de Compromís, Joan Ribó, ha conseguido hoy el apoyo de los socialistas para sustituir a la popular Rita Barberá al frente de la alcaldía de Valencia, tras 24 años de gobierno ininterrumpido. Ambas fuerzas han llegado a un principio de acuerdo sobre el programa y sobre quién será alcalde. "Nuestra primera opción es apoyar la lista que encabezó Ribó", ha explicitado el dirigente socialista.

Ciudadanos suspende todas las negociaciones con el PSOE

J. J. M.

El acuerdo de izquierdas tuvo otra consecuencia además de la de darle la alcaldía de Valencia a Compromis. Ciudadanos, según constató EL PAÍS, suspendió todas las negociaciones con el PSOE valenciano tras su pacto con Compromís. Esa decisión afecta a varios municipios y a posibles conversaciones por la presidencia de la Comunidad, donde Ximo Puig (PSPV), intenta orquestar un acuerdo de izquierdas, aunque ha dejado abierta la puerta a firmar con la formación de Albert Rivera (necesitaría la abstención del PP). “Ya dijimos que facilitaríamos la gobernabilidad para que no entraran los nacionalistas de Compromis”, dijo una fuente de la Ejecutiva de Ciudadanos, que logró 13 diputados en las elecciones del 24-M con la lista encabezada por Carolina Punset. 

Ribó, que obtuvo 9 de los 33 ediles que tiene la Corporación, a un solo concejal de los populares, contaría con el apoyo de los cinco representantes del PSPV-PSOE de Joan Calabuig y de los tres de València en Comú de Jordi Peris. En total 17 de los 33 concejales del Ayuntamiento de Valenciana, que es la mayoría absoluta.

Sentadas las bases del qué y el quién, falta negociar cómo ensamblar un posible tripartito, aunque ese punto no se ha concretado todavía. La siguiente fase de las conversaciones, que continuarán la próxima semana, girará sobre cómo ordenar las responsabilidades entre los partidos de una hipotética coalición. Valencia en Comú, tercer posible socio de gobierno, hizo público a principios de semana su apoyo a la investidura de Ribó.

"El ambiente ha sido constructivo y positivo porque queremos avanzar en un gobierno de progreso, porque es la voluntad de la mayoría de los ciudadanos", ha dicho Calabuig a la salida de la reunión, que se ha celebrado en terreno neutral, en la sede de la Universitat de València. "Haremos todo lo posible para que este acuerdo sea una realidad. A día de hoy, no contemplamos otra opción de gobierno", ha reiterado el dirigente socialista, que ha exigido que el nuevo gobierno local no se constituya "contra nadie".

Ribó abundó en los dicho por el cabeza de lista del PSPV e insistió en que "no hay problemas importantes" entre los tres partidos que darán soporte al gobierno local. Sí ha precisado que el Ejecutivo local de Valencia "no sería un reino de taifas, donde cada uno tendrá su cachito. El Gobierno será transversal", ha reiterado.

PSPV y Compromís coinciden ampliamente en las primeras medidas de choque del nuevo Gobierno y que tiene que ver con atender a los colectivos en riesgo de exclusión -becas de material escolar, ampliar la apertura de comedores sociales a Navidad y Pascua, educación infantil pública de 0 a 3 años y paralizar los desahucios en Valencia.

Compromís y València en Comú han adelantado camino en las casi dos semanas transcurridas desde los comicios del 24-M y Jordi Peris, cabeza de lista de la formación participada por Podemos, adelantó esta semana que votará la investidura de Ribó. Ambas fuerzas avanzan rápido en un pacto programático. Los socialistas de Valencia han tardado más en sumarse a la ronda de negociaciones, dado que en un principio condicionaron los contactos en la capital a los que se llevan paralelamente para formar el gobierno autonómico.

Este principio de pacto en la ciudad de Valencia se alcanza sin que Compromís y el PSOE se hayan puesto de acuerdo todavía sobre la constitución del Gobierno autonómico. Las negociaciones, que están en marcha, proseguirán el próximo lunes. En este caso, El PSPV-PSOE y Compromís aspiran a presidir el nuevo Gobierno y Podemos, el tercer partido que formará parte del acuerdo no ha decidido todavía si entrará en un posible acuerdo de coalición o solo prestará apoyo parlamentario.

Más información