Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís se sienta con el PSPV para negociar un pacto en Valencia

Ribó no ve problemas serios para alcanzar un acuerdo estable en la capital

València en Comú apoyará la investidura de Ribó como alcalde

Rita Barberá sostiene que la única opción estable y serena de gobierno es la del PP

Ribó y el resto de concejales electos de Compromís con los miembros del Tribunal de les Aigües.
Ribó y el resto de concejales electos de Compromís con los miembros del Tribunal de les Aigües.

"Van bien, van bien", ha dicho Joan Ribó, candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, de las negociaciones que lidera para juntar una mayoría progresista que gobierne la ciudad de Valencia. Compromís, segunda fuerza más votada en la capital, y socialistas tienen previsto sentarse este viernes para establecer las bases de un acuerdo de gobierno. 

"Estoy absolutamente tranquilo con esta cuestión. Ha habido un retraso en las conversaciones con los socialistas pero tenemos una semana por delante y creo que podremos arreglarlo pronto", ha añadido Ribó. En el mandato recién terminado son mayoría las mociones que estos dos grupos políticos han votado conjuntamente, luego en materia de programa no parece haber grandes desacuerdos.

Compromís se ha reunido ya con Fernando Giner, líder de Ciudadanos, y con Jordi Peris, de València en Comú, pero el encuentro con los socialistas, cruciales para la formación de un Ejecutivo con mayoría absoluta (Compromís tiene 9 concejales, el PSPV, 5 y València en Comú, 3) ha estado condicionado por las conversaciones para formar el gobierno de la Generalitat.

"Me parece muy bien lo que diga el secretario general del partido socialista [Ximo Puig, que condiciona el pacto de Valencia a lo que resulte en la Generalitat], pero yo tengo ganas de entenderme con la gente de Valencia, como hemos hecho siempre. Los asuntos de Valencia los tenemos que solucionar la gente que vivimos aquí. He de hablar con quien he de hablar y esa es la candidatura encabezada por Joan Calabuig".

Sobre otros acuerdos de gobierno posibles al que Compromís impulsa, Ribó ha dicho que "la única oportunidad seria pasa por un pacto con el PP. No hay otra posibilidad matemática. No doy credibilidad a ninguna combinación más".

Joan Calabuig ha confirmado su encuentro el viernes con Ribó y hoy se ha entrevistado por primera vez con Jordi Peris, cabeza de lista de València en Comú. El dirigente socialista se ha comprometido a trabajar y "avanzar" con Compromís y València en Comú en las negociaciones para lograr "un gobierno de izquierdas" en la capital valenciana con independencia del pacto que surja para gobernar el Consell.

Peris ha trasladado al PSPV la necesidad de que "clarifique su posición" respecto a los pactos de gobierno y de que "abandone cualquier tipo de ambigüedad" en el camino para formar un gobierno local progresista que no esté condicionado por el proceso autonómico. Esta formación, de la que forma parte Podemos, apoyará el nombramiento de Ribó como alcalde. Las dos fuerzas trabajan, de hecho, en un programa conjunto que permita la formación de un gobierno "estable y sólido", ha subrayado Peris.  

La alcaldesa en funciones, Rita Barberá, ha terciado en un día en que avanzan con rapidez los contactos entre las fuerzas progresistas del Consistorio. No obstante, ha lamentado la "ansiedad irrefrenable" de las fuerzas de izquierda, "especialmente de la más radical", por alcanzar el poder, a pesar de no ser la fuerza más votada en la capital valenciana, y ha reivindicado el papel del PP como "actor principal" --al ser el que más apoyo de los votantes obtuvo en las elecciones del 24 de mayo-- ante lo que considera que es "un espectáculo poco edificante, por contradictorio y confuso".

La regidora, cuya formación obtuvo 10 concejales, la mitad de los que sacó en los comicios de 2011, no conseguiría gobernar ni siquiera en el hipotético caso de que Ciudadanos le diera su apoyo, dado que la suma de los dos se queda a un edil por debajo de la mayoría absoluta, que está en los 17 concejales.

Barberá se ha mostrado dispuesta a estudiar  las "muchas fórmulas y combinaciones" que hay "para evitar que gobierne la izquierda radical".

La huerta, despensa de la ciudad

El líder de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, se ha reunido con el presidente del Tribunal de las Aguas, Enrique Aguilar, y ha asistido a la sesión de este jueves del milenario tribunal. En este espacio ha anunciado que su gobierno municipal crearáuna concejalía de huerta y agricultura para activar las zonas de la ciudad sin cultivar y poder crear puestos de trabajo en este sector.

"Queremos crear una concejalía que funcione y aporte una serie de elementos para que la gran cantidad de tierra que queda sin cultivar en la ciudad se ponga en marcha, se generen ideas y se puedan crear puestos de trabajo", ha afirmado.

Ha explicado que quiere que "se generen las condiciones para que la huerta sea la despensa de la ciudad y no haga falta traer productos de Marruecos ni de ningún otro sitio", y ha apuntado que habría que crear un sello que indique los productos originarios de la huerta valenciana.

Ribó ha indicado que "desde hace bastante tiempo" no hay una concejalía de este tipo, y que solo existe el Consell Agrari "con gente muy mayor" y que es "una cosa del franquismo".

"Valencia tiene que tener una muralla, pero verde, para que no se construya hacia afuera y a partir de ahí, que la huerta sea la huerta en producción de productos de calidad y ecológicos y pensando en un mercado de casi 800.000 habitantes, que a veces no saben ni siquiera que tienen huerta y productos", ha defendido.

Ese es uno de los asuntos que Ribó ha trasladado al presidente del Tribunal de las Aguas, al que también ha informado de que existe una zona de Valencia que no controlan sus acequias -Frans i marjal-, donde los agricultores no cuentan con el abastecimiento necesario porque el Consistorio se ha despreocupado.

"Tenemos un tema en común, la huerta, y queremos, no solo que no se construya, sino dignificar el trabajo de los agricultores para que en la huerta se pueda vivir dignamente", ha afirmado Ribó, quien ha considerado que "en la defensa de la huerta, el Tribunal es una herramienta clave".

Se trata de "una visita de cortesía" a una institución milenaria que es Patrimonio de la Humanidad desde 2009 y "fundamental para la huerta", que "se valora poco en Valencia", a pesar de ser "elemento sustancial de la historia de la ciudad y de la creatividad de la huerta".

"Estamos aquí para resaltar la importancia del Tribunal y dejar claro que para nosotros la huerta es fundamental y sin el Tribunal de las Aguas no habría huerta ni tampoco lo habría con la revisión del Plan General. Queríamos compartir opiniones sobre este tema", ha señalado.