Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios urgen a reformas ante el riesgo de inestabilidad

Antón Costas insta a Rajoy a "hacer llegar los beneficios de la recuperación a la sociedad”

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ayer en la clausura de la XXXI Reunión de Sitges.
El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ayer en la clausura de la XXXI Reunión de Sitges.

El mundo empresarial catalán ha urgido a lo largo de la XXXI Reunión del Círculo de Economía, celebrada en Sitges, a los partidos políticos a afrontar “reformas políticas” ante el creciente “malestar social”, que ha quedado plasmado en los resultados del 24-M con el ascenso de nuevos partidos. El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, insistió ayer ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a afrontar la “emergencia social” y “hacer llegar los beneficios de la recuperación al conjunto de la sociedad”. Costas también instó a Rajoy reformas para erradicar la corrupción y “democratizar” los partidos.

El programa del encuentro de Sitges no incluía la intervención de ningún líder de Podemos o de las coaliciones de izquierdas que podrían gobernar en breve ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza. Sin embargo, los nombres de Ada Colau o Manuela Carmena sonaban en las conversaciones de pasillos y aparecían en las mesas de las jornadas, de forma directa o indirecta. Un empresario, que pide no ser identificado, afirmaba que la inquietud de la mayoría no proviene tanto de los resultados del domingo sino de que esa tendencia pueda crecer de cara a las elecciones generales de finales de año, máxime cuando esta misma semana han seguido apareciendo presuntos casos de corrupción vinculados al Partido Popular.

El mensaje que ha transmitido el Círculo de Economía a los partidos es claro: o se ejecutan reformas políticas en profundidad o el malestar social seguirá aumentando. Costas ayer constató ante Rajoy que la recuperación económica es “sólida” y tiene “fundamentos” e incluso aplaudió el esfuerzo que, junto a los ciudadanos, ha efectuado el Gobierno para salir de la recesión. Sin embargo, le advirtió de que “el malestar social está emergiendo ahora”. Su explosión, dijo, no tiene lugar en el peor momento de la crisis, sino cuando aparece la recuperación”. El presidente del Círculo puso como ejemplo la huelga general del 14 de diciembre de 1988, que tuvo lugar después de que España lograra salir de una crisis.

El Círculo de Economía no solo ha trasladado ese mensaje a Rajoy. Lo hizo también ante el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. A los tres señaló que tras las reformas económicas de los últimos años, la agenda de los partidos debe priorizar ahora la agenda social y de mejora de la democracia. Costas también puso deberes a las empresas, a las que instó a no desentenderse de la “emergencia social”. La urgencia, ha apuntado el foro empresarial, pasa ahora por atender a los hogares en los que no entra ningún ingreso; a evitar que siga la precarización del mercado laboral, en el que ha irrumpido un “nuevo perfil” de trabajador “con ingresos bajos”, y a favorecer la emancipación de los jóvenes, cuya incapacidad para irse de casa de sus progenitores lastra la innovación y el emprendimiento.

Financiación de partidos

Los resultados del 24-M, que ponen de manifiesto la irrupción de fuerzas políticas emergentes, son vistos como una suerte de “revolución democrática” por la institución. Un día después del cese del delegado del Gobierno en Valencia, Serafín Castellano, por presuntas irregularidades en las concesiones de contratos públicos, Costas pidió a Rajoy reformas para atajar la corrupción, que tachó como “un disolvente muy poderoso del pegamento que necesita la sociedad y una economía de mercado para poder funcionar bien”. El Círculo pidió también medidas para democratizar los partidos y abrirlos a la sociedad. La falta de democracia y los mecanismos de financiación están contribuyendo a estos casos de corrupción”, recordó.

El debate sobre el encaje de Cataluña en España también estuvo presente, aunque en menor medida que otros años, en Sitges. El Círculo de Economía apostó sin tapujos por una tercera vía que contemple el blindaje de competencias y un nuevo sistema de financiación. La institución rechazó de forma rotunda las “vías unilaterales” y las elecciones “plebiscitarias”, al entender que en las consultas a la ciudadanía cuentan los votos y no los diputados logrados por uno o varios partidos.

Más información