Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Sor Aurora no tiene datos de madres de supuestos bebés robados

La exdirectora de Casa Cuna de Valencia declara ante el juez que no dispone de archivos

El abogado de las víctimas sostiene que es "incomprensible" la pérdida de documentación

Sor Aurora Gallego a la salida del juzgado de Instrucción de Valencia donde ha declarado este martes. EFE/kai Försterling

La exdirectora de la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia, sor Aurora Gallego, ha declarado ante el juez que no puede aportar datos de las mujeres que dieron a luz en la institución y cuyos hijos dieron posteriormente en adopción, dentro del conocido como caso de bebés robados, porque no los tiene, informa Europa Press.

Sor Aurora estaba citada a declarar este martes en el Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia tras la querella que le interpuso el letrado y presidente de la Asociación SOS Bebés Robados, Enrique Vila, por la negativa de Casa Cuna de darles información sobre madres biológicas y por un supuesto tráfico de bebés en la institución.

Junto a ella, también estaban citados, en calidad de querellados, el abogado Eduardo García, que custodiaba los archivos de las adopciones; y la legal representante de la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia.

Durante su declaración, sor Aurora ha asegurado que ella no se encargaba de este tipo de asuntos, con lo que no tiene ningún dato de las madres biológicas de estos supuestos 'bebés robados'. Tan solo tienen registrados los datos a partir del año 1992. Por su parte, el letrado ha declarado que ya había entregado todo lo que tenía a Enrique Vila, y ha insistido en que no disponía de más información, según han apuntado fuentes conocedoras de la declaración.

Los querellados se han pronunciado así a preguntas de sus abogados y del juez, pero no han querido contestar a las preguntas formuladas por Enrique Vila. Al respecto, este abogado ha señalado a su salida de los juzgados que la posición que ha adoptado sor Aurora "es una muestra clara de que tiene mucho que ocultar".

Vila ha lamentado en esta línea el "cinismo" y la "hipocresía" de sor Aurora, quien ha llegado a asegurar durante su declaración que le gustaría ayudarle a encontrar a su madre: "Me parece auténticamente vergonzoso", ha puntualizado. "Si realmente quiere ayudarnos, que saque la documentación", ha reclamado.

Sobre lo declarado por el letrado García, ha indicado que le parece "vergonzoso" que haya dicho que no tiene los datos de su madre biológica "cuando nos consta que sí que tiene datos y que su padre los guardaba porque tramitaba las adopciones", ha aseverado.

A juicio de Vila, es "absolutamente incomprensible" que "no se tengan los datos de unas mujeres que estaban aisladas en una casa para dar a luz durante varios meses, que tenían que firmar una renuncia". Además, se ha preguntado: "¿Si estas madres tenían derecho a reclamar en seis meses a sus bebés, cuando volvían, como se les identificaba si no tenían los datos?".

Vila ha avanzado, ante estos interrogatorios, que tiene previsto pedir más testificales "para intentar contradecir las mentiras que se han dicho hoy y demostrar que lo que están haciendo es ocultar información". "Esperemos que se llegue a un juicio", ha manifestado. Este letrado ha solicitado, como afectado directo, que "se acabe la humillación y la vergüenza de unas personas que están impidiendo que casi 3.000 valencianos sepamos quién es nuestra madre biológica".

Su obligación, colaborar

Por su parte, el portavoz del grupo municipal Compromís en el Ayuntamiento y candidato del partido a las elecciones del pasado domingo, Joan Ribó, quien ha asistido hoy a apoyar a esta causa, ha pedido a la Iglesia Católica que "haga todo lo posible y lo imposible para colaborar con la justicia, porque es su obligación".

A su juicio, sor Aurora "también debe colaborar": "Le pedimos a las autoridades eclesiásticas que le digan a sor Aurora que haga el favor de colaborar, que no se puede continuar de esta manera, que estas personas están desesperadas y tienen derecho a saber quiénes son sus padres", ha agregado. "Ella --ha añadido-- no está por encima de la justicia. Es una ciudadana más y debe colaborar, porque es un drama personal para muchas personas y esto no puede continuar así".

Mientras tanto, Ribó ha indicado que "precautoriamente" van a pedir que se congelen todas lass ayudas que recibe Casa Cuna tanto por parte del Ayuntamiento como de la Diputación, así como los honores que recibe. En concreto, ha hablado de retirarle el título de Hija Adoptiva del Consistorio valenciano.

Más información