Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvarez Rabo sale del anonimato y muestra su rostro

El historietista presenta el libro 'Compendio Anartístico Gliscromorfo ARTE (CAGARTE)'

El historietista Álvarez Rabo es fotografiado por el crítico de arte Fernando Castro este sábado en Vitoria. EFE

El historietista Álvarez Rabo, cuya verdadera identidad ha permanecido oculta durante décadas, ha descubierto su rostro este sábado por primera vez en público durante la presentación de su último libro, en el que hace una crítica "feroz" al "hiperconceptualismo" que impregna buena parte del arte. Su nuevo trabajo, titulado Compendio Anartístico Gliscromorfo ARTE (CAGARTE), ha sido presentado en el Artium, de Vitoria, coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de los Museos.

Álvarez Rabo, que acostumbra a cubrir su cara con una media y una capucha en sus comparecencias públicas, se ha quitado ambas cosas por primera vez ante el público y ha explicado que lo hace porque sus hijos "son ya mayores y pueden soportar la vergüenza".

También porque ya no tiene miedo de que le despidan de los grandes almacenes donde trabaja puesto que, en tal caso, cobrará "una buena indemnización".

Alvarez Rabo ha sido presentado por el director del Artium, Daniel Castillejo, y el crítico de arte Fernando Castro Flórez ha impartido una conferencia sobre su trayectoria bajo el título ??¡Este tipo es un impresentable!!! Y además un monigotero.

Castro ha definido al historietista como el artista que "acaba con toda la estética de la genialidad y el romanticismo en el arte, un tipo que no se ha cortado nunca y que ha soltado frases que se han convertido en mantras como follar no es obligatorio". El último libro de Álvarez Rabo es un ensayo gráfico en el que su autor disecciona a todos los que forman parte del arte y cuenta sin pelos en la lengua las relaciones que se establecen entre ellos.

Las tensiones entre Álvarez Rabo y Andy Pestillejo, director del Museo Hartium, son el contexto de CAGARTE, un "potaje denso, viscoso, húmedo y calentorro, condimentado con las pasiones, envidias, venganzas, prepotencias, trepismos e hijoputismos tan característicos del género humano", ha explicado Castro.