Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 intelectuales respaldan la candidatura de Gabilondo

Lledó, Gamoneda, Espert, Vicent o Gutiérrez Aragón resaltan en un manifiesto el compromiso social del aspirante

Desde la izquierda, la comisaria Oliva M. Rubio, el actor Carlos Castel, Ángel Gabilondo, el alumno Carlos Albadalejo y la historiadora Semiramis González
Desde la izquierda, la comisaria Oliva M. Rubio, el actor Carlos Castel, Ángel Gabilondo, el alumno Carlos Albadalejo y la historiadora Semiramis González

Decenas de personas del mundo de la cultura y la universidad abarrotaron ayer el salón de actos del Círculo de Bellas Artes de Madrid para mostrar su apoyo a la candidatura socialista a la presidencia de la Comunidad. Entre los firmantes del manifiesto Sí a Gabilondo aparecen el ensayista Emilio Lledó, el poeta Antonio Gamoneda, la actriz Nuria Espert, el escritor Manuel Vicent, la escultora Cristina Iglesias, los cineastas Gonzalo Suárez, Manuel Gutiérrez Aragón y José Luis García Sánchez, y la arquitecta Blanca Lleo.

En apenas un día son ya más de 300 las personalidades que han rubricado el texto, en el que afirman apoyar la candidatura de Gabilondo, catedrático de Metafísica, por ser “una figura intelectual, lo que tiene como consecuencia involucrarse en la política”. Y destacan que en su labor como rector y ministro de Educación (2009-2011) siempre han observado “una auténtica defensa de lo público” frente a los intereses privados. “Decimos sí a Gabilondo porque sabemos que ser independiente no es ser indiferente”, prosigue el documento de respaldo al aspirante, que no es afiliado del PSOE. Todos están convencidos de que apostará siempre “por un gran pacto entre generaciones”.

Entre el público había tres rectores —el de la Autónoma, José María Sanz; el de la Politécnica, Carlos Conde; y el de la UNED, Alejandro Tiana—, pero también actores (Santiago Ramos, Álvaro de Luna), políticos socialistas (Pedro Zerolo, Paca Sahuquillo) y catedráticos de variadas disciplinas.

Pese a la presencia de personalidades, los organizadores del acto subieron al escenario a cinco personas poco conocidas —la comisaria de arte Oliva María Rubio, el actor Carlos Castel, el estudiante de arquitectura Carlos Albadalejo, la historiadora del arte Semiramis González y la investigadora en paro María González Navarro—, que hicieron un repaso de los recortes en Madrid.

Junto a ellos, el músico argentino Alejo Estivel, que se había propuesto no volver a votar a los socialistas, pero que confía en que Gabilondo “recupere la ilustración que llegó con el antiguo profesor”, en alusión al alcalde Enrique Tierno Galván.

Gabilondo, que querría ser “el presidente de los servicios sociales”, prometió que si gobierna volverá a haber una Consejería de Cultura —ahora mismo esta comparte cartera con Empleo y Turismo— y resaltó el gran impulso que puede darse a la cultura en una comunidad que cuenta con 25.000 empresas relacionadas con ese campo. “A veces hemos pensado que la cultura es una actividad de tiempo libre, para ociosos”, afirmó el exrector. “Y, sí, es para ociosos, pero que saben lo que es el ocio: un espacio de transformación, para generar nuevas posibilidades de vida. Y a algunos no les gusta el ocio. Les gusta la negación del ocio, y eso se llama negocio”. Una frase redonda que arrancó los aplausos de los artistas, que han visto subir el IVA cultural hasta un 21%, el cierre de cines y el presupuesto cero para libros en las bibliotecas públicas.

El aspirante asegura que no aceptó sustituir a Tomás Gómez por un “arrebato”, sino que ha sido “la decisión más libre” de su vida. Dos meses después, tras haber conocido de cerca distintas situaciones, dice sentir “más fortaleza y responsabilidad” que nunca para intentar gobernar.

Gabilondo terminó agradeciendo el aliento de los presentes y se comprometió a luchar porque Madrid sea “la comunidad de la equidad, la libertad y la justicia. Y si les parecen palabras grandilocuentes, me sé más”.

Más información