Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta en la calle contra la privatización del Registro Civil

Exigen que el servicio siga siendo público y gratuito, y que los datos privados de los ciudadanos no caigan en manos privadas

Trabajadores de la Administración de Justicia representan en Bilbao un oficio fúnebre contra la privatización del Registro Civil.
Trabajadores de la Administración de Justicia representan en Bilbao un oficio fúnebre contra la privatización del Registro Civil.

Varias decenas de personas se han manifestado este jueves, en Bilbao, en contra de la privatización del Registro Civil, que entrará en vigor a partir del 15 de julio.

CCOO, ELA, LAB, UGT y CGT se han unido para organizar un 'vía crucis' en el que han participado una comitiva de penitentes, un grupo de 'planiñederas' y un 'obispo', todo supervisado por un falso Mariano Rajoy con bolsas de dinero y unas tijeras. "La Semana Santa ha terminado, pero la penitencia continúa", han asegurado.

Bajo el lema "Registro Civil, Pribatizaziorik ez!", los manifestantes reunidos ante el Registro Civil de Bilbao han protestado contra el paso del servicio a los registradores mercantiles y de la propiedad, "compañeros de profesión" del presidente del Gobierno.

Amaia Goiri, portavoz de la Plataforma del personal funcionario del Registro Civil, ha asegurado que la privatización acabará con la gratuidad del hasta ahora servicio público. "Es imposible que no cobren por hacerlo".

Exigen que el Registro Civil siga siendo público y gratuito, y que los datos privados de los ciudadanos no caigan en manos privadas.

Espera Goiri, además, que las elecciones generales de este año cambien el color político del Parlamento, ya que salvo el Partido Popular todos los grupos apoyan sus reivindicaciones y han prometido revocar la privatización. Según Goiri, también cuentan con la simpatía del Gobierno vasco, que les da "palmaditas en la espalda", aunque ahí acaba su apoyo.