Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat ignora el coste de las sentencias contra Blasco

El TSJ ya ha reconocido a dos ONG que sus proyectos fueron mal evaluados y obliga a entregarles las subvenciones

Ya son dos las sentencias que condenan a la Generalitat a pagar subvenciones a organizaciones no gubernamentales (ONG) que vieron sus proyectos de cooperación al desarrollo irregularmente evaluados en la época en que era consejero de Solidaridad y Ciudadanía Rafael Blasco. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha fallado a favor de Solidaridad Internacional del País Valenciano, a la que han de abonarse 550.000 euros por dos proyectos, y de la Asamblea de Cooperación por la Paz, que debe recibir 125.000 euros por otros dos proyectos. En ambos casos concurrían a la convocatoria de ayudas del año 2011.

La portavoz del Consell, María José Català, dijo este viernes tener conocimiento de ambas sentencias, que “serán ejecutadas”. Es decir, que la Generalitat pagará los 675.000 euros que suman entre ambas. Pero reconoció sobre otras sentencias similares que pueden producirse en respuesta a demandas contencioso-administrativas de otras ONG: “No tenemos un cálculo global sobre a cuánto pueden llegar”.

La gestión de las ayudas de cooperación ha llevado a Blasco a una condena de ocho años de cárcel por fraude en su concesión al otorgar dos de ellas, de 833.000 euros cada una, a una fundación que las destinó a la compra de unos inmuebles. Y está pendiente de otras causas judiciales por la actuación de una trama de captación de ayudas vinculada a su departamento.

Varias ONG han llevado a los tribunales lo que consideran una “evaluación irregular” de sus proyectos en la época de Blasco como consejero. Las sentencias señalan que se otorgó sin motivación cero puntos sobre 20 a las ONG afectadas en un apartado de la convocatoria que valoraba si los proyectos coincidían con “los objetivos y prioridades de la Generalitat”.