Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Valencia rechaza suspender el juicio de Terra Mítica

El tribunal no cree que los presuntos delitos fiscales, de falsedad y estafa estén prescritos

El juicio del caso Terra Mítica sigue su curso. La Sección Quinta de la Audiencia de Valencia denegó este viernes la suspensión de las sesiones como habían solicitado una treintena de defensas. Los magistrados rechazaron que el proceso contenga elementos que provoquen la “nulidad absoluta” de las actuaciones o la indefensión de los acusados y también que, en principio, los supuestos delitos fiscales, de estafa y de falsedad documental que se les atribuyen estén prescritos. Estas y otras cuestiones planteadas por las partes recibirán una respuesta definitiva en la sentencia.

El juicio que sienta en el banquillo a 35 personas, incluidos los cuatro antiguos máximos directivos del parque temático de Benidorm, se reanudará el 14 de abril con la declaración de los acusados. Según la Fiscalía, los imputados se concertaron para lucrarse a costa de los accionistas de Terra Mítica haciendo pagar a la empresa por servicios que no existieron. Y defraudaron supuestamente a la Agencia Tributaria al poner en marcha un circuito de facturas falsas para desgravarse gastos ante Hacienda. Las penas pedidas por la fiscal para los exdirectivos oscilan entre siete y 10 años de cárcel. Las solicitadas para los empresarios superan en algún caso el medio siglo de prisión.

Los magistrados hacen “especial mención” a las alegaciones de vulneración del derecho de defensa realizadas por abogados del turno de oficio, que consideraron que sus clientes no estaban recibiendo una atención adecuada por falta de medios. Pese a tratarse de un caso de “carácter grave” dentro del baremo del Colegio de Abogados de Valencia, la defensa de los acusados en el turno de oficio “lleva aparejada una remuneración por la Generalitat de tan sólo 14 euros por sesión del juicio, lo que a todas luces es un pago miserable y muy escaso”, señala la resolución judicial. La Sección Quinta deniega aún así la petición de suspender el juicio hasta que entre en vigor un nuevo convenio entre el Consell y el Colegio de Abogados. “No es competencia de este tribunal” y “excede de las atribuciones legales de la Sala”, indica.

Tampoco aceptan los jueces excluir del juicio las conversaciones con dos de los empresarios imputados, grabadas en secreto por los exdiputados socialistas José Camarasa y Antoni Such. Los acusados mencionaron en aquellas charlas una supuesta intervención en el fraude del expresidente de la Generalitat y exministro Eduardo Zaplana, unas manifestaciones de las que después se desdijeron. Los magistrados señalan que aquellas grabaciones no violaron su intimidad.