Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pedro Ugarte | escritor

“La suerte del talento y la belleza es inmerecida”

Pedro Ugarte (Bilbao, 1963) publica la novela 'Perros en el camino', con los escritores de protagonistas

El escritor Pedro Ugarte.

El escritor Pedro Ugarte (Bilbao, 1963) quería escribir una novela sobre la “dialéctica entre la belleza y el talento”. En el mundo de los escritores en ciernes encontró un terreno conocido y el escenario ideal para desarrollar la historia de Perros en el camino (Algaida), una novela guiada por el capricho del azar, que regala a unos un don y a otros les niega aptitudes para todo. “El talento es ese aspecto se parece a la belleza: a unos les cae y a otro no, y arrastra su ausencia”, dice el escritor. “A lo largo de la vida no dejas de pensar, tanto si eres favorecido como si no, que en el fondo es inmerecido tener esa suerte. Otra cosa es que luego el individuo se esfuerce por aprovecharlo”.

Los escritores que aparecen en Perros en el camino abarcan todo el abanico, desde el diletante que solo trata de epatar al resto del grupo y el que duda al elegir el camino, al autor brillante que destaca desde su primera publicación. “La novela habla de los dos extremos del proceso: la primera juventud en la que se descubre la literatura, las relaciones, la complicidad con otros que están en el mismo proceso, un momento muy virgen, y luego, la introducción en el mercado editorial, que genera otras dimensiones”, explica Ugarte. ¿Qué cambia? “De joven, para el escritor y para el lector, la literatura es muy importante porque implica tu propia vida. Las lecturas entran en tu historia, te pueden impactar. El entusiasmo es arrebatador. Llega una edad, que lees con distancia, con escepticismo. Me da mucha envidia porque yo ya no leo así. Echo de menos la forma en la que me impactaba un autor cuando era joven”.

“El psicoanálisis es una herramienta literaria maravillosa. Es en sí mismo literatura"

Otra vez Ugarte ha elegido en nombre de Jorge para el protagonista de su novela. “Ya es una fórmula de estilo. De las seis novelas que he publicado, Jorge aparece en cuatro. En los cuentos, en la mayoría. Hay veces que es mayor, hay veces que es más joven, que es más rico o más pobre,  pero su forma de ver la vida se parece”. El Jorge de Perros en el camino vive atormentado por la culpa y la necesidad de repararla.

Y recurre al psicoanálisis en busca de ayuda. “El psicoanálisis es una herramienta literaria maravillosa”, defiende. “Es en sí mismo literatura, con esa búsqueda de simbolismos en los sueños, en los miedos, en las carencias. Quizá esté de capa caída como método terapéutico, pero literariamente sus posibilidades son enormes”.

Perros en el camino llega a las librerías tres años después de la publicación de El país del dinero (Algaida), el libro premiado con el V Premio Logroño de Novela, una historia tejida con personajes involucrados en los negocios de la construcción y en la corrupción que presentaban, sin nombrar los escenarios concretos, las diferencias sociales entre la Margen Derecha y la Izquierda de la Ría del Nervión. En Perros en el camino Ugarte rompe con su costumbre de no citar donde transcurre la narración y nombra directamente los escenarios de la narración: Bilbao, Vitoria y Cervera de Pisuerga.