Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aberri Eguna

El PNV vislumbra un nuevo mapa de alianzas tras las elecciones de mayo

Su manifiesto de Aberri Eguna apoya “decisiones unilaterales” para la paz

La presidenta del PNV en Bizkaia, Itxaso Atutxa, este jueves en Bilbao. EFE

El PNV celebrará el próximo domingo el Aberri Eguna, a menos de dos meses de las elecciones municipales y forales, bajo el lema Herriz, herri, aberri (Pueblo a pueblo, patria) con la vista puesta en cada una de las localidades donde sus listas competirán el 24 de mayo. El Aberri Eguna marca este año en las filas peneuvistas “un nuevo ciclo” en el que vislumbran cambios políticos apoyados en la salida de la crisis económica. La renovación de ayuntamientos y diputaciones el 24 de mayo y, posteriormente, las elecciones generales establecerán “la necesidad de un nuevo mapa de alianzaspara lograr la estabilidad institucional”, según recoge el manifiesto con el que el PNV conmemora el Día de la Patria Vasca. 

La consolidación de la paz destaca en un manifiesto que recoge la determinación del PNV por “abrir una página” con “compromisos compartidos y decisiones unilaterales”, como trata de impulsar el programa Zuzendu, el último intento del lehendakari Urkullu para llevar adelante el proceso final de ETA. “Ni el bloqueo ni la inacción del Gobierno español”, dice el documento, impedirán “avanzar y concluir de una manera ordenada con la pesadilla de la violencia y sus consecuencias de dolor y sufrimiento”. El PNV se declara decidido a comprometer su acción política en lo que denomina “la conquista de la nueva oportunidad de concordia”.

Mitín y comida

No habrá novedades en la celebración del Aberri Eguna del PNV. Será el domingo en la plaza Nueva, en Bilbao, donde se encontrarán el lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente del partido, Andoni Ortuzar, con sus militantes. Los líderes estarán arropados en su intervención por la presencia en el escenario de 80 personas: el Gobierno vasco, los cargos internos y los principales candidatos a las elecciones de mayo, entre otros. 

Finalizado el acto político más de un millar de personas comerán bajo una carpa en el Arenal.

El PNV ha querido llevar al primer plano de atención el cambio de ciclo económico en Euskadi, con la revisión al alza de las previsiones de crecimiento en 2015 hasta el 2,3%, anunciada por Íñigo Urkullu el pasado lunes, y el cálculo de que el paro podría bajar hasta el 13,7%. La presidenta del PNV en Bizkaia, Itxaso Atutxa, vinculó este jueves la citada inflexión económica con la apertura de un nuevo tiempo político en Euskadi en el que su partido defenderá con “obstinación democrática” el reconocimiento como “una nación más del mapa de naciones europeas”.

El autogobierno queda en el manifiesto del PNV por detrás de la convivencia pacífica en Euskadi. A la espera de las elecciones generales de finales de año, anuncia que no caerán en la tentación del “todo o nada” y, frente a la ruptura que planean los partidos nacionalistas catalanes, defiende “el autogobierno ya consolidado como punto de partida” de las opciones de futuro. “Ni las tentativas recentralizadoras que amenazan nuestro statu quo actual, ni las pretensiones federalizantes homogeneizadoras que algunos diseñan en el cambio de modelo institucional, contarán con nuestra aprobación. Al contrario, nos tendrán enfrente”.