Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud prosigue con el Consorcio de Lleida con su publicación en el ‘DOGC’

La Marea Blanca anuncia un proceso de "alegaciones masivas"

Protesta contra los recortes en el Arnau de Vilanova en 2014. Ampliar foto
Protesta contra los recortes en el Arnau de Vilanova en 2014.

El Departamento de Salud publicó este martes la propuesta de estatutos para el futuro Consorcio Sanitario de Lleida en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) pese a que el Parlament aprobó la semana pasada una moción que exigía a su titular, Boi Ruiz, que paralizara el proyecto. Salud negó que la medida fuera un paso más en la creación del ente, bajo el cual pretende agrupar los centros públicos de asistencia sanitaria en la provincia de Lleida, que dependen del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y Gestión de Servicios Sanitarios (GSS). La plataforma Marea Blanca, sin embargo, ve un menosprecio a la Cámara y a los ciudadanos que representa, además de señalar que el proyecto abre la puerta a una posible privatización de la sanidad.

“El Parlament fue claro y dijo que había que parar el consorcio porque no se había hecho como se debía. Aprobar los estatutos es continuar con la creación del organismo. Se llenan la boca hablando de democracia, pero en el día a día no la respetan”, criticó la diputada del PSC Núria Segú.

La publicación en el DOGC abre a partir de este miércoles un periodo de 20 días para que cualquier ciudadano presente alegaciones a favor o en contra del proyecto. Algo a lo que se aferra Salud para defender que su decisión no va contra el Parlament, sino que “permite que haya un proceso de diálogo”, según explicaron fuentes del departamento.

“Si quisieran diálogo podrían haber propuesto un proceso paralelo, sin continuar con el consorcio. Se ha tomado una medida unilateral porque las alegaciones no suelen responderse”, afirmó la diputada de la CUP, Isabel Vallet.

Tanto la CUP como ICV anunciaron que presentarán alegaciones. La ecosocialista Marta Ribas reafirmó la intención de su agrupación de acudir a los tribunales si Salud desoye finalmente el mandato parlamentario. La moción de la Cámara es vinculante, mas no tiene fuerza ejecutiva. Aún así, ICV estudia si existe alguna fórmula legal para hacer que la Generalitat respete la decisión del Parlament, a lo que se suma el recurso de amparo que la formación presentó ayer.

La Marea Blanca anunció un “proceso de alegaciones masivas”. Para ello facilitará modelos a través de Internet en hospitales y Centros de Atención Primaria (CAP). En un comunicado, lamentó que la Administración “menosprecie a las 38.575 personas que a través de la su firma exigieron pararlo [el consorcio], los miles de participantes en tres manifestaciones y en más de 350 actos”.

Más información