Turistas, empresarios, trabajadores y estudiantes entre los pasajeros

Los familiares de las víctimas han comenzado a llegar a mediodía al aeropuerto de El Prat

Familiares de los ocupantes del avión siniestrado llegan a El Prat. El País-LIVE! / Albert Garcia

El bloque técnico del aeropuerto de El Prat contiguo a la T-2 se ha convertido en el centro de coordinación del comité de crisis puesto en marcha tras el accidente del avión de Germanwings la mañana de este martes en los Alpes. El comité de crisis está presidido por la delegada del Gobierno español, Llanos de Luna; el consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler; y representantes de Aena, Germanwings y su matriz, Lufthansa. También hay representantes de varios cuerpos consulares y la aerolínea ha puesto a disposición de los familiares espacio en varios hoteles.

En este mismo edificio es donde un equipo de especialistas y psicólogos está atendiendo a las familias de las víctimas que llegan al aeropuerto. Por su parte, agentes de la división científica de los Mossos d'Esquadra recogerán muestras de ADN de los familiares de las víctimas para cotejarlas con los cuerpos que los equipos de rescate encuentren en Los Alpes. Entre las autoridades que se han desplazado a El Prat figura también el director de la policía autonómica, Albert Batlle.

Los primeros familiares de los pasajeros que viajaban en el vuelo han comenzado a llegar a mediodía y han entrado entre abrazos y con lágrimas en los ojos, escoltados por agentes de los Mossos d'Esquadra. Entre pasajeros había turistas alemanes que regresaban de vacaciones, representantes de empresas catalanas que viajaban a una feria de Colonia, dos trabajadores de Bayer o un grupo de 16 estudiantes alemanes y dos profesores que volvían a casa después de un intercambio con estudiantes del instituto de Llinars del Vallès. Los estudiantes catalanes, de 4º de ESO, estuvieron en Alemania hace unas semanas, han confirmado en el instituto.

En el avión también viajaban representantes de varias empresas catalanas o afincadas en Cataluña que se desplazaban a una feria del sector alimentario en Colonia. Jordi Campoy, próximo a dos empleados de la farmacéutica Bayer que viajaban en el vuelo, ha explicado: "Vengo a dar apoyo a un compañero, no sé si va a servir de mucho", ha manifestado apesadumbrado. Hasta el aeropuerto han llegado también cinco furgonetas del SEM con el dispositivo de atención a los familiares de las víctimas en casos de accidentes como el del vuelo de Düsseldorf. Entre el equipo de atención figuran también psicólogos del Colegio profesional de Barcelona para atenderles.

Desde la T-2 el presidente de la asociación española de usuarios, empresarios y profesionales del transporte aéreo, Ignacio Rubio, ha asegurado que el avión accidentado "es moderno y el accidente tiene que ver con un problema añadido". "Según la información de la que dispongo, ha descendido rápidamente, lo que apunta a un fallo o despresurización del motor. La investigación lo desvelará", ha añadido.

La mayoría de los 144 pasajeros que viajaban en el vuelo de Germanwings que se ha estrellado este martes en los Alpes son pasajeros alemanes que regresaban a sus casas tras pasar unos días en Barcelona y Palma de Mallorca, según han informado los trabajadores de Swissport, que son la compañía de handling que trabaja para la compañía alemana.

Cualquier familiar que necesite información sobre las víctimas del accidente puede llamar al teléfono 012. Ahí se centralizará toda la información y se derivarán las llamadas al 112. La compañía Germanwings también ha habilitado un teléfono gratuito para los familiares. Es el 900 808 890

Más información