Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metges de Catalunya ve una “caza de brujas” contra médicos del Bages

El sindicato pide la dimisión del jefe de Recursos Humanos del ICS en Catalunya Central por expedientar a nueve doctores en 18 meses

El sindicato Metges de Catalunya (MC) ha sido la última entidad en unirse a la multitudinaria denuncia de los vecinos de la comarca del Bages contra los expedientes disciplinarios abiertos por el Instituto Catalán de la Salud (ICS) a varios médicos de atención primaria de la zona por presuntas "irregularidades en el ejercicio de su práctica profesional". Aunque el ente público no quiso entrar en el motivo exacto de los tres expedientes, los propios médicos afectados confirmaron que el ICS los acusa de haber atendido a pacientes procedentes de mutuas privadas en las instalaciones públicas de sus ambulatorios y de compaginar el ejercicio de la actividad pública y privada sin permiso del ente público. Los facultativos niegan haberse lucrado con la atención a los mutualistas y alegan desconocimiento de la situación administrativa irregular en la que se encontraban.

La apertura de la investigación a los tres médicos en los últimos meses ha revolucionado los municipios donde ejercen los facultativos —Monistrol de Montserrat, Balsareny y Castellbell—. A las concentraciones en las plazas de los pueblos y la recogida de firmas en apoyo de los doctores, se ha unido ahora la denuncia de MC por lo que considera una "caza de brujas en el ámbito de Catalunya Central [la región sanitaria a la que pertenece la comarca del Bages] contra los médicos que priorizan la asistencia por encima de las directrices economicistas de la gerencia territorial". El sindicato ha denunciado que el ICS ha abierto nueve expedientes disciplinarios en Catalunya Central en los últimos 18 meses y ha exigido la destitución del jefe de Recursos Humanos del  ICS en el área sanitaria, Ferran Fanlo, por "promover esa caza de brujas". 

MC ha justificado a los médicos alegando que "desconocían que no podían atender con normalidad a estos pacientes" —el ICS tiene que facturar los servicios a las mutuas si sus asegurados reciben atención médica dentro de las instalaciones públicas— y ha asegurado que los facultativos ofrecían la asistencia "por una relación de confianza y proximidad con los pacientes pero en ningún caso para obtener un beneficio económico particular". El secretario general de MC, Francesc Duch, ha manifestado que el ICS "va en contra de un perfil médico que prioriza la atención médica  por encima de fines economicistas", en referencia a que los doctores expedientados son todos facultativos con más de 30 años de ejercicio en sus municipios y que "no siguen directrices" como la consecución de determinados objetivos dictados por el ICS. "Algunos incluso han rechazado las primas por objetivos", ha señalado Duch

El sindicato ha reclamado que se informe con un "criterio exacto" a todos los consultorios locales del procedimiento que se ha de seguir para atender a los pacientes de mutuas y ha exigido "que se archiven los expedientes abiertos" porque se trata de médicos "de reconocido prestigio, con una dilatada trayectoria profesional y con un notable afecto por parte de la población".