Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Écija investiga destrozos “irreparables” en un yacimiento

Un hombre ataca el mosaico romano más valioso del conjunto arqueológico de Écija y dispersa los huesos de una tumba árabe por el conjunto

Columna romana destrozada en el yacimiento de Écija. Ampliar foto
Columna romana destrozada en el yacimiento de Écija.

El Ayuntamiento de Écija (Sevilla) ha denunciado los destrozos "irreparables" que han sufrido en la madrugada del martes el mosaico romano más emblemático del municipio, una tumba musulmana, cuyos huesos han sido esparcidos por el yacimiento, y una columna de una casa romana del Parque Arqueológico Plaza de Armas del Alcázar. "La policía ya tiene un sospechoso, porque las cámaras han grabado a un hombre que entró en el recinto poco antes de la una de la madrugada del martes y su objetivo era solo hacer daño, no robar nada. Tienen huellas y están muy avanzados en la investigación", explicó este martes el alcalde de Écija, Ricardo Gil Toresano (PP).

“Esto no es vandalismo, es terrorismo del patrimonio. Lo mismo que lo que el Estado Islámico está haciendo en Siria y en Irak. Es un acto criminal”, sentencia el delegado de Desarrollo Turístico y Empresarial, Rafael Benítez. "Quien lo ha hecho sabía dónde iba y lo que hacía porque se ha dirigido directamente a elementos que solo unos pocos sabían donde estaban ubicados y de un mosaico de 16 metros cuadrados ha destruido la zona central que es la más valiosa", añade Benítez quien, al igual que el resto del equipo, está consternado tras el suceso ya que el yacimiento, en el que se continúa trabajando, ha abierto al público hace solo tres semanas. Se puede visitar únicamente los viernes, porque la excavación está aún en marcha.

La parte del mosaico romano dañado, denominado Annus, ha quedado "totalmente irrecuperable", como apunta el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils. Se trata de un mosaico de doble lectura, en el que en la imagen central se podía ver de un lado a un niño y del otro, a un anciano. “Hasta lo que sabemos, en el mundo romano sólo existen cuatro, uno en Luxemburgo, dos en Italia y el cuarto lo teníamos aquí en Écija”, lamenta García-Dils.

Mosaico Annus, con la imagen de doble cara destruida en el centro. ampliar foto
Mosaico Annus, con la imagen de doble cara destruida en el centro.

"El yacimiento, que ocupa 4.000 metros cuadrados de un área céntrica en el pueblo, tiene una cerca metálica que reforzamos hace dos años, cuando unos gamberros se metieron de noche en el recinto e hicieron un fuego, pero no provocaron daños. Está vigilado por cámaras de seguridad que lo han grabado todo. Aunque, a partir de ahora, contará con más vigilancia policial. Quien ha causado los destrozos conocía bien el lugar porque la cerca metálica está rematada con unos pinchos y esa persona utilizó un cubo para no hacerse daño", explica el alcalde. El Ayuntamiento ha informado de que se ha abierto una investigación judicial y que el espacio arqueológico quedará cerrado al público hasta que no se descubran los hechos.

El conjunto de Plaza de Armas del Alcázar conserva vestigios desde el siglo VIII antes de Cristo hasta el XVIII y el equipo de más de 20 profesionales que realiza las excavaciones descubrió hace un año un gran edificio público romano cuyos muros conservan su altura original, unos 2,5 metros, y están recubiertos con estuco y decorados con pinturas figurativas en las que se puede ver hojas, plantas y pieles de guepardos. "De momento se han excavado dos de las ocho habitaciones que tiene el edificio, que está forrado en mármol, lo que nos lleva a pensar que tendría un uso público", explica Benítez. La persona que ha causado los destrozos “también ha destapado un mosaico que se acababa de localizar y lo ha intentado destruir”, añade el arqueólogo. 

Asimismo, Jacobo Vázquez, presidente de la Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados de Sevilla y Huelva, ha manifestado este martes “el más absoluto desprecio a actos que no consideramos expolio, esto es un atentado contra el patrimonio astigitano y la humanidad y refleja que en la sociedad en la que vivimos hace falta mucha labor de pedagogía, mucha labor de publicidad social de lo que son nuestros valores patrimoniales”. "Desgraciadamente hemos tenido que sufrir esta pérdida para reclamar que se hagan políticas de sensibilización social de lo que significa el patrimonio andaluz, no sólo para los que vivimos en esta tierra sino también a los que nos visitan o los que pueden disfrutar a través de la red o de otros medios”.