Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor alerta de humedad y ratas en los juzgados de Arousa

La institución abrió una investigación de oficio al conocer los problemas de almacenamiento de expedientes y pruebas en Vilagarcía y Cambados

El Informe Anual del Defensor del Pueblo referente a 2014 recoge situaciones de "falta de espacio", acumulación de material y "presencia de humedad y ratas" en los juzgados de Vilagarcía de Arousa y Cambados (Pontevedra). Según recoge este documento, el Defensor inició una actuación de oficio tras tener conocimiento de la "falta de espacio" en los juzgados de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), motivado por la acumulación progresiva de documentación y objetos.

En concreto, los informes a los que tuvo acceso apuntan a que el Juzgado número 1 de esta localidad contiene expedientes desde 1988 hasta 2011. Dado que en este lugar "no caben más", los expedientes de 2012 y 2013 "están en la oficina" y "las piezas de convicción ocupan parte de los pasillos del archivo". En el Juzgado número 2, indica el informe, "no hay más espacio para expedientes ni para material decomisado", mientras que el Juzgado número 3 alberga "en los pasillos" los informes de 2004. "Las baldas se colocaron en cualquier esquina, estorbando y entorpeciendo en muchos casos la circulación del edificio, suponiendo un peligro en caso de evacuación", recoge el informe, que hace referencia también a las "piezas intervenidas" que se "amontonan en cajas" formando "montañas de basura". Además, los antiguos calabozos y su entrada "se encuentran repletos de piezas de convicción, muchas de expedientes ya archivados" y en la vieja sala de calderas, habilitada como archivo, se están produciendo "filtraciones de agua".

En esta actuación, el Defensor del Pueblo hace referencia también a los Juzgados de Cambados. En concreto, el informe que obra en su poder apunta a que el Juzgado número 1, repleto de documentación, tiene "humedad y ratas", mientras que los números 2 y 4 sufren de "falta de espacio". A raíz de estos datos, la institución solicitó conocer qué medidas iban a adoptarse para solucionar la situación por parte de la Xunta. En su respuesta, la Administración gallega apuntó que se han "iniciado los trabajos" de expurgo de documentación "como experiencia piloto" con la intención de "extenderlos a todo el territorio" en un proceso gradual. "En definitiva, si bien se resolvieron algunos problemas, otros estaban subordinados a planes cuya eficacia no es inmediata sino progresiva", concluye el Defensor.