Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio sobre la tortura en Euskadi da una cifra provisional de 3.587 casos

El informe dirigido por el antropólogo forense Francisco Etxeberria recopila denuncias cuya veracidad aún no ha sido certificada

La jurista Laura Pego, el forense Francisco Etxeberria y el secretario de Paz del Gobierno vasco, Jonan Fernández.
La jurista Laura Pego, el forense Francisco Etxeberria y el secretario de Paz del Gobierno vasco, Jonan Fernández.

Un estudio sobre la tortura en Euskadi, encargado por el Gobierno vasco, ha reunido un total de 3.587 denuncias de casos registrados entre 1960 y 2013, aunque su veracidad aún no ha sido certificada.

Un equipo de investigación liderado por el antropólogo forense Francisco Etxeberria ha recabado a lo largo del año pasado una "base de datos" con 3.587 "denuncias judiciales y públicas", de los que se han analizado hasta ahora 2.820 casos pero no verificados. El estudio se encuentra en su fase inicial y se prevé su finalización en septiembre de 2016.

El secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, ha presentado junto a Etxeberria los primeros resultados del informe sobre la tortura, en el que también está interviniendo el Instituto Vasco de Criminología de la UPV. El objetivo de la investigación es desvelar la incidencia real de este fenómeno en Euskadi en estos 50 años y "establecer las conclusiones en materia de reconocimiento, reparación y prevención que pudieran tener lugar", ha recordado Fernández.

La primera fase del proyecto, según ha explicado Etxeberria, ha consistido en recabar denuncias de casos de torturas y malos tratos del periodo 1960-2013, que posteriormente deberán ser verificadas durante un proceso que se prolongará aproximadamente durante un año. Para determinar la "consistencia y credibilidad" de cada caso, Fernández ha precisado que se tomará como referencia una metodología descrita en el Protocolo de Estambul de las Naciones Unidas que incluye análisis de psicólogos que deben concluir si lo que están escuchando "tiene un fondo de verdad".

El forense ha señalado que no se descarta que a las más de 3.500 denuncias recopiladas se podrían añadir "con toda seguridad" nuevos testimonios.

De las 3.587 denuncias, 2.820 ya han sido analizadas de forma provisional. Un total de 2.394 corresponden a hombres y el resto, a mujeres, y habrían sido víctimas de torturas por parte de la Policía Nacional (1.319), de la Guardia Civil (1.174) y de la Ertzaintza (271). De todos ellos, 1.183 han ratificado en una declaración jurada sus denuncias.

Gipuzkoa es la provincia en la que más detenciones figuran (1.475), seguida de Bizkaia (968) y Álava (151), mientras que también aparecen alegaciones de torturas y malos tratos de ciudadanos vascos en Francia y otras comunidades autónomas, y en menor grado en países como Holanda, Ecuador y México. De los casos analizados, 914 corresponden a la década de los 80, 687 a los 90 y 540 a la primera década de este siglo, además de 474 a los años 70.

En esta primera fase se han recopilado 140 informes (informes locales e internacionales con carácter institucional) de Amnistía Internacional, del Comité para Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, de Relatores de la ONU y del Comité de la ONU contra la Tortura, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del Ararteko y del Gobierno vasco. También se han analizado 20 sentencias firmes que se han dictado en estos 50 años, por las que fueron condenadas 49 personas implicadas en las torturas a 31 víctimas.

Más información