Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sondeo del PP hunde a Tomás Gómez por debajo de Podemos

El PSOE sería tercera fuerza en la Comunidad y segunda en el Ayuntamiento de la capital

Circulan por Madrid casi tantas encuestas como pronósticos más o menos informados sobre las elecciones municipales y autonómicas de mayo, pero un sondeo predomina sobre todos los demás en los círculos políticos de la capital por su origen, el Partido Popular, y por la verosimilitud que actores de todo el espectro ideológico le otorgan. Esta encuesta, realizada sin candidatos y cuyo resultado ha sido confirmado a EL PAÍS por tres fuentes del más alto nivel político, otorga al PP 55 escaños, frente a los 72 que tiene ahora. La mayoría absoluta son 65.

El PP no cuenta aún con candidato, pero la mayoría de fuentes consultadas confía en que lo sea el ahora presidente regional, Ignacio González. El Partido Socialista, liderado por Tomás Gómez, obtendría 19 escaños, prácticamente la mitad de los 36 actuales, y se vería rebasado por Podemos, que entraría en la Asamblea con 38 asientos. También se estrenaría Ciudadanos, con 12 escaños. Izquierda Unida pasaría de 13 a cinco, y Unión Progreso y Democracia perdería sus ocho asientos y quedaría fuera.

En cuanto al Ayuntamiento, la encuesta interna del PP le otorga a este partido 23 concejales, frente a los 31 que tiene ahora. La mayoría absoluta son 29. Tampoco tiene candidato para esta plaza, aunque la mayoría de fuentes se inclina por que será Esperanza Aguirre. El PSOE, cuyo aspirante es Antonio Miguel Carmona, obtendría 17 ediles (ahora tiene 15) y quedaría por encima de los 13 de la alianza entre Ganemos y Podemos, y un sector de IU (que ahora tiene seis con sus siglas). Ciudadanos lograría cuatro, y UPyD quedaría fuera (ahora tiene cinco).

Las fuentes consultadas en el PP madrileño consideran muy llamativo que el PSOE suba en la capital, en principio con un electorado más conservador, y se desplome en la Comunidad. “Están pasando cosas raras, pero eso sería la primera vez que pasara”, explica un destacado dirigente. Pronostican así estas fuentes que el resultado en el Ayuntamiento será algo mejor para su partido, pudiendo llegar a 25 concejales. En el PSOE también llama la atención esta diferencia entre región y ciudad, y se apunta incluso que podría responder a una maniobra para justificar la entrada en acción de un candidato de fuste del PP para el Ayuntamiento.

En cualquier caso, tanto los afines a Gómez como sus detractores coinciden en señalar a su secretario regional como el lastre que justificaría por sí mismo el desplome a nivel regional (a un nivel muy inferior del que el Centro de Investigaciones Sociológicas otorga a los socialistas a nivel nacional). “Su liderazgo no ha calado entre la ciudadanía”, asegura uno de los más amables con él. Se destaca en cualquier caso la fuerza de Podemos en sureste de la región, que dañaría especialmente al PSOE.

Tantos socialistas como conservadores manejan al menos dos encuestas más realizadas por empresas privadas, cuyos resultados coinciden con matices el sondeo del PP. Una de ellas, en manos del PP, otorga 51-53 escaños a este partido, 30-32 a Podemos, y 23-25 al PSOE. IU, UPyD y Ciudadanos unos siete asientos cada uno. El otro sondeo, manejado por el PSOE, pronostica 50 escaños para el PP, 38 para Podemos, 19 para el PSOE, cuatro para IU, tres para UPyD, dos para Ciudadanos y uno para Vox. Este reparto de escaños a los partidos minoritarios parece en cualquier caso complicado de que se cumpla dado que es necesario un 5% por votos para entrar en la Asamblea y eso garantiza ya de por si un número probablemente superior de asientos. Pero sí ilustra en cualquier caso las expectativas de voto que manejan los grandes partidos.

Un dirigente conservador aventura a partir de todos estos datos que “el bloque de derecha”, en el que incluye a UPyD y Ciudadanos, “está un concejal por encima de la izquierda en la capital”. Pero deja abierto el resultado ante la imposibilidad de vaticinar si IU se presentará junto a Podemos y Ganemos o por separado. No sé si una cosa u otra nos beneficiaría o perjudicaría”, añade. Queda por ver, en cualquier caso, si UPyD y Ciudadanos, que presumen de no ser ni de derechas ni de izquierdas, pactan con el PP o se inclinan por el PSOE. O no pactan.

Respecto al día después, varias fuentes consultadas coinciden en prever que el PP podría gobernar si la suma de PSOE más Podemos no logra la mayoría absoluta, aunque probablemente lo haría en solitario. Un alto cargo popular afirma, sin embargo, que si la suma de PP y Ciudadanos es suficiente, habrá alianza desde el principio. En caso contrario, se abriría un periodo de espera hasta las elecciones generales de final de año. “El PSOE no se va a retratar hasta entonces”, apunta un dirigente popular sobre si los socialistas contarán con Podemos para gobernar o preferirán ir en solitario o incluso con el PP. “En enero, se repartirán cartas”, concluye.

Fe de errores

La siguiente apreciación no fue incluida en la noticia original y se incorporó en una versión posterior: "Este reparto de escaños a los partidos minoritarios parece en cualquier caso complicado de que se cumpla dado que es necesario un 5% por votos para entrar en la Asamblea y eso garantiza ya de por si un número probablemente superior de asientos. Pero sí ilustra en cualquier caso las expectativas de voto que manejan los grandes partidos".