Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ICS indemnizará a una niña que se infectó de VIH en Vall d’Hebron

El Supremo confirma la condena de la Audiencia de Barcelona y obliga a la empresa pública a pagar 659.000 euros

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) —la empresa pública de salud más grande de Cataluña, que gestiona ocho grandes hospitales— tendrá que indemnizar con 659.000 euros a una niña que se infectó de VIH a causa de unas transfusiones de sangre que le realizaron en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona. El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos del ICS y la empresa Zurich Seguros y ha confirmado la sentencia, ratificada también por la Audiencia Provincial de Barcelona, del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barcelona en enero de 2011. 

La niña, que nació en diciembre de 1985, fue ingresada con ocho meses en la unidad de cuidados intensivos del hospital Vall d'Hebron, donde le practicaron dos transfusiones de plasma y una de concentrado de hematíes. Durante sus diez primeros años de vida, la niña sufrió varios episodios de fiebre y catarros, bronquitis, conjuntivitis, otitis, faringoamigdalitis y otras dolencias hasta que, en 1997, se detectó que, a consecuencia de las transfusiones realizadas en agosto de 1986, la joven estaba infectada con el virus del VIH.

En 2008, con 23 años, la chica fue diagnosticada de sida. "El hospital es responsable del daño al transfundir sangre contaminada con el VIH" a la niña, explica el tribunal en su escrito, en que destaca que se diagnosticó a la paciente cuando ya tenía Sida, el estadio más grave de la enfermedad. 

Además de la indemnización a la joven por resarcimiento de daños materiales y compensación de daños morales, la sentencia también ordena pagar a cada uno de los padres otros 60.200 euros. Según los informes médicos que constan en el caso, reza el documento del TS, "se puede observar la larga cadena de enfermedades e ingresos hospitalarios, las consecuencias psicológicas padecidas y que padecerá y la afectación social que la enfermedad implica", por lo que "se mantiene la indemnización a favor de los padres por el daño moral padecido"