Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sánchez tiende la mano a Rajoy para nuevos pactos en asuntos de Estado

El líder del PSOE desgrana su agenda económica con un tono institucional

Pedro Sánchez saluda a Antón Costas, presidente del Círculo de Economía.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, Pedro Sánchez, ha expresado este martes en Barcelona su disposición a firmar nuevos pactos con Mariano Rajoy en asuntos de Estado. “Me gustaría que hubiera más acuerdos en algunos elementos de fondo que necesitamos para responder al futuro”, dijo el líder socialista, después aludir al acuerdo firmado el lunes en la lucha contra el terrorismo yihadista.

Tras aparecer debilitado durante las últimas semanas, el pacto suscrito con Mariano Rajoy puede contribuir a reforzar el perfil institucional de Pedro Sánchez y su liderazgo interno en el socialismo español. Con Podemos emergiendo en las encuestas como alternativa al PSOE en votos y escaños, el secretario general siempre se ha mostrado contrario a un Gobierno con el PP, pero eso parece no imposibilitarle para tender la mano a Rajoy en acuerdos puntuales para mostrarse como alternativa real. Mientras Sánchez hacía este ofrecimiento en Barcelona, el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, aseguraba que su partido no va a entablar más pactos, ni ninguna coalición, con el PP porque sus diferencias son “abismales”.

Aunque existieron discrepancias iniciales dentro del PSOE, todos los dirigentes territoriales acabaron apoyando que Pedro Sánchez suscribiera, con condiciones, la prisión permanente revisable, incluido el PSC, que se declaró en contra de esa figura jurídica. Miquel Iceta, el líder del socialismo catalán, estaba en primera fila aplaudiendo a Sánchez, junto al exministro Narcís Serra.

Sánchez no ha dejado pasar la oportunidad del auditorio que le escuchaba y se presentó como el continuador de Felipe González, que presidió “el Gobierno de los derechos”, y de José Luis Rodríguez Zapatero, que lideró el “Gobierno de las libertades”. El Ejecutivo que él se propone presidir, dijo, será “el de las oportunidades”, para los jóvenes que se han de ir al extranjero a buscar empleo o las mujeres que sufren la desigualdad, según relató.

Pero más allá de la declaración de intenciones, Sánchez se ha esforzado en desgranar su agenda para la recuperación económica, con tintes institucionales, como si ocupara ya el palacio de la Moncloa. “Vamos a abordar un nuevo Estatuto de los Trabajadores y haremos una reforma fiscal integral para repartir el esfuerzo, que la clase media contribuya menos y luchando contra el fraude fiscal”, anunció.

En esa enumeración, ha vuelto a citar a Zapatero, para defender la reforma del sistema de pensiones que pactó con los agentes sociales. Y no esquivó que el PSOE que él lidera defiende otra redacción del artículo 135 de la Constitución, y que impulsará una modificación de la reforma exprés que pactaron el PP y el PSOE. Se trata, dijo, de “reivindicar la democracia de la economía”, en lo que sonó como una alternativa desde la izquierda, más allá de la crítica y la protesta.

“Ya no valen las viejas recetas. El conservadurismo también puede ser de izquierdas”, proclamó antes de reivindicar el socialismo que lidera como “la izquierda transformadora, la que anticipa el futuro”. Al inicio de su conferencia, Sánchez zanjó en un trazo su posición sobre la Unión Europea. “Hay que acabar con la troika y las políticas de austeridad que demuestran la incapacidad de la Unión Europea para resolver sus problemas”, dijo. Tampoco eludió la situación de griega. “La deuda debe refinanciarse y pagarse y Grecia debe seguir en el euro”, añadió, en lo que pareció un guiño al primer ministro heleno, Alexis Tsipras.

Durante una conferencia en el Círculo de Economía concretó su propuesta y citó un tema que debería consensuarse “ineludiblemente” con el Gobierno: “La estabilidad, equidad y excelencia” del sistema educativo. A renglón seguido, mostró su solidaridad con la oposición de los rectores por la reforma de las carreras universitarias. “Tres más dos no es lo mismo que cuatro más uno”, dijo el secretario general del PSOE para aludir a la duración de los grados y los másteres universitarios.

Cataluña apenas ha ocupado un minuto de su conferencia y lo hizo para recordar la la propuesta socialista de reforma federal para resolver el encaje político de Cataluña

Más información