Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rigor profesional destapa en BBK un acuerdo tácito entre PNV y PSE

Mikel Cabieces cobraba de la iguala de la caja con una asesoría y fue elegido consejero

Mikel Cabieces, fue alcalde de Portugalete y delegado del Gobierno en Euskadi,
Mikel Cabieces, fue alcalde de Portugalete y delegado del Gobierno en Euskadi, EL PAÍS

El rigor profesional del servicio de auditoría interna de Kutxabank ha destapado un acuerdo tácito entre PNV y PSE-EE durante la etapa de Mario Fernández como presidente de BBK en 2012 y denunciado ante la Fiscalía del País Vasco bajo la recomendación de los órganos supervisores bancarios de España y Europa. Así se ha desvelado que el socialista Mikel Cabieces venía recibiendo una asignación anual de 80.000 euros con cargo al incremento de la iguala que BBK mantiene con una asesoría de Bilbao después de que se quedara en paro al abandonar en enero de 2012 el cargo de delegado del Gobierno. Incluso, Cabieces siguió cobrando este dinero durante su estancia en el consejo de BBK, cargo que abandonó para incorporarse a la ejecutiva de Idoia Mendia tras ser elegida secretaria general del PSE-EE.

El inevitable reconocimiento de esta “actuación irregular”, según calificación expresa del banco vasco, supone un golpe duro para todas las partes implicadas: Kutxabank, Mario Fernández, PNV, PSE-EE y Cabieces, que ayer no ocultaron su contrariedad. Más allá de las incómodas situaciones personales, es evidente que se reabre la polémica sobre el control político de las cajas de ahorro a cuatro meses de las elecciones locales y, en paralelo, se teme que Kutxabank pueda verse inmersa en la extensa ola de corrupción y de gestión bancaria irregular.

Precisamente para evitar todo contagio tóxico, la dirección de Kutxabank elevó la consulta al Banco de España y al Banco Central Europeo para recibir instrucciones una vez que su servicio de auditoria interna, en manos de profesionales de reconocido prestigio, había detectado un “anómalo” incremento en la cuantía de la iguala que BBK mantiene con una asesoría que le presta servicios desde hace años. La recomendación inmediata fue que Kutxabank denunciara el hecho ante la Fiscalía como ya ha hecho su presidente, Gregorio Villalabeitia y conoce el consejo de administración desde el pasado jueves.

Con esta decisión de corte “estrictamente profesional”, desde Kutxabank se descarta “un afán revanchista ni revisionista” con la gestión del anterior presidente, Mario Fernández, y se niega que haya denuncia alguna contra él. No obstante, Fernández remitió ayer una escueta pero contundente nota de nueve puntos donde “desconoce” denuncia alguna, muestra su “sorpresa, indignación e indefensión” y lamenta que Kutxabanak parece dar por sentado en su comunicado del pasado viernes “unos presuntos hechos sobre los que a su vez pide investigación”.

Desde Kutxabank se asegura que no hay actitud revanchista contra Mario Fernández

El PNV terció, por medio de su presidente, Andoni Ortuzar, ante las críticas políticas que rodean el caso Cabieces, procedentes principalmente de EH Bildu y Arantza Quiroga (PP). Así, mostró su reconocimiento a la gestión de Mario Fernández y apeló a que se sustancie la investigación. Los nacionalistas reiteran el lado “estrictamente profesional” de esta denuncia y ponen en valor el prestigio de que goza Kutxabank en el mercado.

Con todo, el PNV es consciente de que el comunicado del PSE-EE, difundido poco antes del de Kutxabank y donde comunicaba la baja de Cabieces como afiliado es un “caramelo envenenado”. Los socialistas barajan la hipótesis de que la actual dirección “ha ido en busca de Mario Fernández y se han encontrado con esto”, en alusión al sueldo de Cabieces, aunque hay quien sostiene en este partido que “hemos vuelto a sufrir la traición del PNV”. Los nacionalistas, en cambio, niegan la existencia de un pacto entre ambos partidos y citan como prueba que “en esas fechas eran los tiempos de mayor oposición del PNV hacia el Gobierno López”.

No obstante, nacionalistas y socialistas siempre se han entendido en el ámbito de la BBK. En el consejo de administración elegido en noviembre de 2012, Francisco Berjón y Mikel Cabieces fueron la representación socialista y meses después, tras la conversión de la entidad en fundación, la cuota se amplió con la incorporación de Óscar Seco.

Precisamente Cabieces conservaba su condición de consejero de BBK mientras venía percibiendo el aumento determinado por esta cantidad sobre la cuantía anual de la iguala firmada con una auditoría y que ha motivado esta denuncia ante la fiscalía de la que responderá, en principio, Mario Fernández. Uno de los patronos de BBK confirmó ayer que “desconocía” la situación de Cabieces. “Nunca se ha comentado”, añadió.

A su vez, un dirigente socialista lamentó que “no es ético que te ofrezcan un dinero sabiendo que no vas a desempeñar un trabajo”, mientras temía que el caso Cabieces lastre el proceso de renovación interna de Idoia Mendia y de la apuesta del PSOE contra la corrupción.