Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz atribuye la ruptura de su Gobierno al “giro radical” de IU

La presidenta andaluza reprocha a Garzón su “convergencia” con Podemos

Susana Díaz anuncia el adelanto de las elecciones. Paco Puentes | Atlas

Andalucía abrirá definitivamente el intenso ciclo electoral de 2015, en el que también se celebrarán elecciones municipales y autonómicas, catalanas y generales. La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha firmado este lunes el decreto de disolución del Parlamento andaluz, con lo que se pone fin al Gobierno de coalición que PSOE e Izquierda Unida acordaron en 2012. La dirigente socialista, tras una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno para deliberar sobre el adelanto electoral (una previsión contemplada en el Estatuto de Autonomía), ha explicado las razones que, a su juicio, justifican acabar la legislatura un año antes de lo previsto y convocar a los andaluces a las urnas el próximo 22 de marzo.

Díaz ha abundado en que su Gobierno no tiene en estos momentos estabilidad y ha puesto el foco de la responsabilidad de la ruptura en el “giro radical” de la dirección federal de Izquierda Unida. Sin mencionarlo, la socialista ha señalado al candidato de IU en las elecciones generales, Alberto Garzón.

La dirigente socialista ve un antes y un después en su Gobierno tras el ascenso de Garzón en su organización. Los socialistas sostienen que el diputado de IU por Málaga está en un proceso de “convergencia” con Podemos en el que el Gobierno andaluz es un obstáculo y de ahí las tensiones surgidas en las últimas semanas. En este sentido, Díaz ha puesto la lupa en la asamblea de IU que facultó a su dirección a convocar un referéndum este verano para dejar el Gobierno autónomo en caso de que no salieran adelante cuatro leyes que para la federación eran prioritarias. “Esa decisión ponía fecha de caducidad al Gobierno, lo dejaba en una situación precaria y de interinidad”, ha afirmado. “Imaginen que en una pareja de novios o recién casados, uno le dice al otro: ‘dentro de seis meses vamos a analizar nuestro posible divorcio’. ¿Cómo se quedaría el otro?”, ha añadido la presidenta de la Junta.

La dirección andaluza de IU, liderada por Antonio Maíllo, incluyó en la asamblea el referéndum para calmar a los sectores de la federación más críticos con su presencia en el Gobierno andaluz, pero no midió bien las consecuencias de esta decisión, en la que los socialistas han visto un síntoma de deslealtad.

Además, una declaración reciente de Garzón tildando de “indecente” la decisión de Susana Díaz de impedir el viaje a los campamentos de saharuis de Tinduf (Argelia) de su vicepresidente, Diego Valderas (IU), también sumó en el desencuentro entre los hasta ahora socios en el Gobierno andaluz. Valderas había abierto un periodo de reflexión sobre este viaje, pero se daba por hecho que había anulado su decisión de visitar los campamentos de saharauis este trimestre.

Junto a estos desencuentros con IU, Susana Díaz ha valorado otros elementos para decidir el adelanto de los comicios. Fundamentalmente, la fortaleza que le dan las encuestas en estos momentos (el PSOE volvería a ser el partido más votado en Andalucía), la debilidad de sus adversarios y el hecho de que la fuerza emergente, Podemos, todavía no tenga una dirección articulada en la comunidad. La candidata de la formación que dirige Pablo Iglesias será casi con toda seguridad la eurodiputada Teresa Rodríguez, perteneciente al sector crítico de Podemos y procedente de Izquierda Anticapitalista.

Con el anticipo, Díaz se expone a que Andalucía sea el primer sitio donde se mida el empuje de Podemos, un riesgo que asume. Los socialistas andaluces estiman que una victoria en las urnas en esta comunidad servirá para frenar a Podemos y constituirá un revulsivo para el PSOE en las citas electorales que aguardan en 2015. Los datos electorales que manejan varios partidos detectan que la simpatía hacia Podemos es menor que en otras comunidades, sobre todo en los municipios de menos de 20.000 habitantes. En estas localidades el arraigo del PSOE es muy sólido y también, aunque en menor medida, de IU.

Esta formación no da por buenas las razones de Díaz para la ruptura y achaca el adelanto a cálculos electorales de los socialistas y a un interés de la presidenta andaluza, desmentido por ella, de aspirar a las primarias del PSOE de julio para elegir candidato a la presidencia del Gobierno. Los dirigentes de la federación de izquierda entienden que los socialistas han actuado de manera desleal en este momento de la legislatura y hacen hincapié en que se trata de una ruptura unilateral del Gobierno autónomo.

La campaña arranca la próxima semana

  • 26 de enero. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunció formalmente este lunes la convocatoria de elecciones anticipadas el 22 de marzo. Era el último día hábil para que esta convocatoria salga publicada hoy martes y se puedan celebrar los comicios.
  • Las elecciones deberán celebrarse entre los 30 y 60 días posteriores a la expiración del mandato, que terminó oficialmente este lunes.
  • 27 de enero. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) debe publicar hoy martes el decreto de convocatoria con la fecha de inicio de la campaña y de la sesión constitutiva del nuevo Parlamento andaluz, que tendrá lugar dentro de los 25 días hábiles siguientes a la celebración de los comicios. Desde el día en que se publique el decreto de disolución del Parlamento andaluz, no podrá llevarse a cabo publicidad institucional hasta la fecha electoral.
  • 5 de febrero. Fecha tope para que los partidos, federaciones y coaliciones designen un representante general ante la Junta Electoral de Andalucía. La formación con la organización menos cerrada es Podemos. El secretario de Organización de este partido, Sergio Pascual, ha asegurado que, aunque está terminando de estructurarse en Andalucía, la formación está “sobradamente preparada” y “más unida que nunca” en la comunidad para afrontar el anticipo de las elecciones. Para llegar a tiempo, adelantarán el proceso de primarias para elaborar su lista.
  • 11 de febrero. Empieza el plazo para la presentación de los 109 candidatos por las ocho provincias andaluzas. Se asignan ocho diputados a cada circunscripción, haciendo 64; los 45 restantes se distribuyen en proporción a la población. Debido a la variación de la población, en los comicios anteriores la provincia de Jaén perdió un diputado respecto a las elecciones anteriores, que ganó la provincia de Málaga. De esta forma, los diputados a elegir en cada circunscripción fueron: 12 en Almería, 15 en Cádiz, 12 en Córdoba, 13 en Granada, 11 en Huelva, otros tantos en Jaén, 17 en Málaga y 18 en Sevilla. Únicamente acceden al reparto de escaños de cada circunscripción las candidaturas que obtienen, al menos, el 3% de los votos válidos emitidos en dicha provincia.
  • 16 de febrero. Acaba el plazo para la presentación de las candidaturas.
  • 6 de marzo. La campaña electoral comienza en la medianoche del 5 de marzo y concluirá el día 20.
  • 22 de marzo. Jornada de votación.

El análisis que el PSOE hacía de la situación apuntaba a que sus socios abandonarían el Gobierno en verano, ya sin margen para adelantar los comicios autonómicos. En ese análisis ha pesado también la advertencia anunciada varias veces por dirigentes de Izquierda Unida de que podrían apoyar una comisión de investigación en el Parlamento sobre los cursos de formación en Andalucía, un caso que están instruyendo varios juzgados de la comunidad.

Uno de los elementos que Susana Díaz quiere atajar cuanto antes es que se traslade la idea de que el adelanto electoral está relacionado con las primarias socialistas. Si el sábado, Díaz usó de nuevo el símil del tren para intentar zanjar este debate (“el único tren que quiero coger es el tren de Andalucía”), este lunes ha insistido en que quiere quedarse en la comunidad tras ganar las elecciones autonómicas. “Me quedo en Andalucía, es donde quiero estar”, ha dicho la dirigente socialista, quien, no obstante no ha cerrado de forma definitiva esta puerta.

En su comparecencia tras el Consejo de Gobierno, ha afirmado que el pacto con IU había funcionado estos casi tres años “razonablemente bien”, pero que era el momento de “dar la voz a los andaluces”. Díaz, que por la tarde ha reunido a la ejecutiva del PSOE andaluz para informar del adelanto, ha manifestado su aspiración de gobernar en solitario tras los comicios autonómicos.

Con el fin de que cale que el fin de la legislatura obedece a una decisión unilateral del PSOE, los tres consejeros de Izquierda Unida en el Gobierno autónomo decidieron aguantar en el cargo hasta que este lunes por la tarde por la tarde Susana Díaz firmó las órdenes de cese. Salen del Gobierno andaluz Diego Valderas (vicepresidente y consejero de Relaciones Institucionales), Rafael Rodríguez (Turismo y Comercio) y Elena Cortés (Fomento y Vivienda). Las competencias serán asumidas por consejeros socialistas. El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, es el nuevo vicepresidente y asume la cartera de Valderas. El titular de Cultura, Luciano Alonso, asume Turismo y Comercio. Y la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, asume Fomento y Vivienda.

El presidente del PP andaluz y futuro candidato, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha vinculado el adelanto con los intereses de Susana Díaz por las primarias socialistas y ha sostenido que el anticipo es una “tomadura de pelo”.

Más información