Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La anciana desahuciada cede parte del dinero del Rayo a un enfermo

Carmen Martínez dona parte de los 21.000 euros recaudados por el club a un exjugador

Carmen Martínez, la anciana de 85 años, el día de su desahucio, J. VILLANUEVA / ATLAS

Como en una cadena de favores, la ola de solidaridad surgida a raíz del desahucio de una anciana de su casa de Vallecas (Madrid) el pasado noviembre ha revertido, además de en la mujer desalojada, en otra persona necesitada de ayuda, un exjugador del Rayo Vallecano enfermo del cáncer. Carmen, de 85 años, ha decidido ceder parte de los 21.000 euros recaudados por el Rayo Vallecano para ayudarla a un exportero del club, Wilfred Agbonavbare. El dinero servirá para que los hijos del exjugador, de origen nigeriano, puedan viajar a España para acompañarle en la enfermedad. "Todos tenemos que hacer cosas buenas", ha dicho la anciana, que perdió su piso tras avalar la deuda de su hijo.

El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, ha hecho entrega este viernes del dinero recaudado para que Carmen Martínez pueda continuar en su piso gracias a la "fila cero" habilitada por la Fundación del club que ha permitido que la anciana pueda continuar viviendo en su piso. "Muchas gracias a todos por lo que habéis hecho. Esto es muy bonito y estoy muy contenta. De verdad que estoy muy agradecida", ha dicho Carmen, entre aplausos, en el acto de entrega. La mitad del dinero recaudado es suficiente para seguir en su piso, así que la parte restante irá destinada a que los hijos de Wilfred viajen a España para estar con su padre, que permanece ingresado en el Hospital de Alcalá de Henares.

"Me enteré de que estaba un chiquito malo y me acordé de él. Ya he rezado por él y ojalá se ponga bueno el pobre", ha expresado Carmen, que ha tenido "mucha pena" y espera que ahora "pueda venir la familia" del exportero nigeriano.

"No me merezco todo esto. Soy una persona muy tímida y me da vergüenza. Estoy haciendo cosas que no esperaba", ha agregado Carmen. "Lo que han hecho por mí no lo hace nadie en el mundo. Hacer cosas buenas es lo más bonito que hay y más con los pobres", ha sentenciado.

El Rayo Vallecano ha agradecido a Carmen que tuviese el gesto de ayudar a Wilfred a través de su presidente y del director general de la entidad, Luis Yáñez, quienes han destacado la actitud de la anciana. "Ha cogido solamente la parte del dinero que necesitaba", han explicado.

Wilfred Agbonavbare fue portero del club desde 1990 hasta 1996. El Rayo ha pedido ayuda al Ministerio del Interior para acelerar las gestiones y que sus hijos puedan estar con él con la mayor brevedad posible.

El Rayo Vallecano habilitó una cuenta corriente, en la que la plantilla del club dispuso una generosa aportación, a la que se sumó parte de la recaudación del partido de Liga del domingo 7 de diciembre ante el Sevilla. Cinco euros de cada una de las 4.000 localidades que se pusieron a la venta (con precios entre 15 y 30 euros).

La mujer, cuyo marido falleció de cáncer hace siete años, se vio forzada a abandonar su vivienda, en la que había vivido durante cinco décadas, porque su único hijo, Luis Jiménez Martínez, la utilizó como aval para un préstamo de 40.000 euros que le hizo un particular, Francisco M., en 2010. La familia explica que pidió el dinero para reformar su casa y superar los problemas económicos tras divorciarse y perder su empleo como vendedor de pisos. Se hizo con los poderes de la casa y su madre no supo que iba a ser desahuciada hasta que la policía visitó su vivienda unos días antes del primer intento de lanzamiento, hace un mes.

“Yo no sabía nada. No sé leer ni escribir, con firmar me sirve, así que pedí ayuda a la vecina y ya nos enteramos de todo”, declaró Carmen a EL PAÍS. La familia asegura que el hijo le pidió el dinero a un particular porque le denegaron el préstamo en el banco.

Más información