Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Todos somos Charlie”

La sociedad civil francesa residente en Valencia guarda dos minutos de silencio en recuerdo de las víctimas del atentado terrorista

La portavoz consular durante la lectura del comunicado de condena junto al Ayuntamiento de Valencia.
La portavoz consular durante la lectura del comunicado de condena junto al Ayuntamiento de Valencia. EUROPA PRESS

"Hoy todos somos Charlie, seamos franceses, españoles, argelinos, tunecinos o de Estambul. Y eso es muy importante", ha defendido este domingo en Valencia la consejera consular francesa de la segunda circunscripción de España, Annik Valldecabres, antes de guardar dos minutos de silencio en memoria de las víctimas del ataque terrorista que ha sufrido Francia esta semana.

La sociedad civil francesa residente en la capital valenciana se ha concentrado en la Plaza del Ayuntamiento para rendir homenaje y solidarizarse con las víctimas y familiares del "atroz crimen". Centenares de personas se han unido al acto, entre ellos los socialistas Ximo Puig y Joan Calabuig, Pablo Broseta, hijo de Manuel Broseta, otra víctima mortal del terrorismo, Jean-Pierre Van Langenhove, representante de los Caballeros de la Legión de Honor, o Isaac Sananes, presidente de la Comunidad Israelí en la capital. 

Los asistentes han acabado la concentración al grito de Vive la France!, seguido del canto del himno francés por los varios cientos de personas congregados entre bolígrafos, lápices y pancartas con el lema Je suis Charlie (Yo soy Charlie) en homenaje a las víctimas del semanario Charlie Hebdo.

"Eran personas familiares para nosotros que nos hacían sonrojar llamando la atención tanto a nuestra inteligencia como a nuestra tolerancia", ha señalado en relación a las víctimas del semanario, por lo que el atentado terrorista "no los convierte en héroes", pues ya lo eran "defendiendo y ejerciendo desde hace muchos años una libertad de expresión cargada y consagrada en los genes de nuestra república".

"Para los empleados, los policías, para las personas asesinadas porque profesaban la religión judía, a los que no conocíamos, nos detenemos hoy en memoria y en solidaridad con sus familias y seres queridos", porque "ellos también se han convertido en símbolo tras unos días oscuros en nuestro país".

La consejera consular también ha expresado su esperanza en "el cambio duradero que suponen estos trágicos hechos", para conseguir que "refuercen la lucha por la libertad de expresión, por la convivencia, cualesquiera que sean nuestras creencias políticas y nuestras afinidades religiosas".

No obstante, también ha criticado que "varios dirigentes que maltratan la libertad de expresión están presentes en París", aunque ha agradecido en nombre de la comunidad francesa la labor de sus instituciones, así como el "buen hacer y el profesionalismo de la policía, punta de lanza de una nación que ha demostrado siempre saber levantarse tras los golpes".

Los valores de la República

Valldecabres ha declarado a los medios de comunicación al término del acto que "habiendo sido educados en los genes de lo que es la república francesa: liberté, égalité, fraternité, nos es difícil enfrentarnos a situaciones semejantes, lo sentimos muy profundamente en nuestro corazón".

"Seamos quienes seamos, sea cual sea nuestro color político o nuestras creencias, tenemos que tener un respeto total los unos a los otros, es la única forma de convivencia en todo el mundo", ha insistido.

También ha añadido que han vivido los acontecimientos "con mucho dolor", y que sabe que muchos "musulmanes en París sienten un rechazo total" a lo ocurrido, porque los autores del atentado terrorista son "una minoría salvaje que está aterrorizando a la gente".

Acabada la concentración, los socialistas valencianos han recordado cómo el semanario francés dedicó su primer número, en 1970, a condenar la dictadura del general Franco en España. "Estamos en deuda con ellos por su valentía y solidaridad", dijo uno de los asistentes.

Valencia no ha sido el único lugar donde se celebrado homenajes a los fallecidos. En Benidorm, otras 200 personas se han concentrado este domingo convocados por la Asociación de Francófonos Marina Baixa y Fraternité Alicante para condenar el atentado sufrido por el semanario.

Con carteles de 'Je suis Charlie', los concentrados, muchos de ellos franceses afincados en Benidorm y otros puntos de la provincia de Alicante, han guardado un minuto de silencio, tras el cual han entonado La Marsellesa, himno nacional de Francia.

El presidente de la Asociación de Francófonos Marina Baixa, Christian Corraini, ha indicado durante la lectura de un manifiesto que con esta concentración se ha querido "hacer un homenaje a los diez periodistas, tres policías y cuatro judíos asesinados" en París.

"Conocemos los nombres y apellidos de los asesinos. No se llaman Coulibaly ni Kouachi. Se llaman: fanáticos, bárbaros y cobardes", ha proseguido.

En declaraciones a EFE Corraini ha asegurado que la comunidad francófona de Alicante, unas 30.000 personas, está viviendo "mal" y "con dolor" los sucesos ocurridos en los últimos días.

Ha añadido que no esperaban "una reacción tan fuerte y brutal" a las viñetas sobre el Islam publicadas por el semanario Charlie Hedbo porque "en Francia la libertad de expresión es una regla y un deber".

Más información