Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos pone en peligro la supremacía del PNV

El Euskobarómetro estima una irrupción "estelar" de la formación de Pablo Iglesias en Euskadi, que se colocaría a un solo escaño de los nacionalistas

Podemos revoluciona el panorama político en el País Vasco

La irrupción "estelar" de Podemos en el panorama electoral vasco colocaría a esta formación como segunda fuerza política, a un solo escaño del PNV, si se celebrasen en este momentos unos comicios al Parlamento autonómico. El partido que dirige Pablo Iglesias obtendría 300.000 votos y disputaría la hegemonía que hasta ahora vienen gozando los nacionalistas vascos, según la última encuesta del Euskobarómetro. EH Bildu sufriría un notable desgaste al perder unos siete asientos, del mismo modo que socialistas y populares experimentarían un fuerte retroceso.

Unas elecciones vascas en estas fechas auparían a Podemos como uno de los actores políticos principales en el País Vasco y aumentarían el pluralismo parlamentario, al estar representados hasta siete fuerzas políticas. Según los resultados de la encuesta, el PNV volvería a revalidar su victoria, con entre 22-23 escaños, en el mejor de los casos cuatro menos que en la actualidad. Su supremacía electoral estaría en peligro con los resultados de Podemos, que podría conseguir entre 21 y 22 parlamentarios.

El arco parlamentario, fruto de los comicios autonómicos de finales de 2012, está conformado hoy por los 27 escaños del PNV, 21 de EH Bildu, 16 del PSE-EE, 10 del PP y uno de UPyD. El sondeo electoral realizado por la Universidad del País Vasco UPV), con 600 encuestas entre los días 27 de octubre y el 14 de noviembre pasados, alumbra un panorama "excepcionalmente volátil", caracterizado por una alta movilización, sobre todo entre los jóvenes y los votantes de izquierda, una mayor fragmentación política y una "importante caída" de la fidelidad de casi todos los partidos. La participación sería del 67% y el nivel de indecisión se sitúa en el 25%. Las elecciones en Euskadi se celebrarán en 2016.

Según el Euskobarómetro, el PNV conseguiría 22-23 escaños, seguido muy de cerca por Podemos (21-22 asientos). EH Bildu sería la tercera fuerza con 13-14 parlamentarios. El PSE-EE caería a los 10 escaños y el PP a solamente seis. IU-Ezker Batua volvería a la Cámara vasca, con un representante, y UPyD mantendría su único diputado.

Las formaciones nacionalistas, el PNV y EH Bildu, sufrirían un desgaste del electorado. El partido que sostiene el Gobierno de Iñigo Urkullu lograría la victoria aunque con una presencia parlamentaria más débil, lo que dificultaría la formación de Gobierno. El PNV dependería de las decisiones de Podemos o de al menos dos o tres fuerzas parlamentarias para continuar al frente del Ejecutivo autonómico. La suma de PNV y EH Bildu no daría para conseguir una mayoría absoluta.

Podemos pone en peligro la supremacía del PNV

Por provincias, el PNV ganaría de nuevo en Bizkaia, por delante de Podemos y de EH Bildu. En Gipuzkoa se produciría un empate entre EH Bildu, actualmente en el poder, y Podemos, lo que dejaría al PNV en la tercera posición. Y en Álava, feudo ahora del PP, tendría a Podemos como vencedor, seguido del PNV.

Las encuestas no dejan lugar a la duda sobre la fuerza con que se estrenaría la formación de Iglesias en Euskadi. Recibiría votos de IU (60 %), los más jóvenes (60%), EH Bildu (20%), PSE-EE (20%), la abstención (16%), el PNV (12 %) y, en menor medida, de UPyD, otros y el voto blanco.

Respecto a la valoración de los partidos, el Euskobarómetro solo otorga al PNV un ligerísimo saldo positivo. El Gobierno de Urkullu divide a la población vasca, que se reparte entre los que consideran que su labor es buena (28%), frente a los que la desaprueban (24%), aunque el número de escépticos es muy elevado. La calificación media que se le atribuye baja de nuevo del aprobado (4,7 puntos sobre 10). En cambio, el Gobierno de Mariano Rajoy obtiene una desaprobación "abrumadora" para el 90% de los sondeados. Solo el 2% la valora positivamente.

 

 

Más información