Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Euskobarómetro

Sólo un 22% de los vascos apuesta por la independencia

La mayoría sigue satisfecha con el Estatuto de Gernika, aunque piden más autogobierno

Pese a los recientes movimientos soberanistas en Escocia y Cataluña, la opción de independencia sigue siendo minoritaria para la sociedad vasca. El Euskobarómetro de noviembre de 2014, hecho a través de 600 encuestas, muestra que Euskadi continúa dividida ante las opciones de organización territorial, si bien una amplia la mayoría opta por opciones con las que mantenerse en España. Así, un 36% opta por respetar la actual fórmula autonómica y un 31% ve con buenos ojos el Estado federal que plantean partidos como el PSOE, siempre que esto pueda traducirse en un mayor autogobierno. Frente a estas opciones, a la que habría que sumar un bajo 6% que apuesta por el centralismo, solo el 22% quiere la independencia.

Desconfianza política

El clima político sigue siendo uno de los grandes rechazados del último Euskobarómetro, erigiéndose en segunda preocupación de los vascos durante el segundo semestre del 2014. El nivel de insatisfacción llega a cifras casi de récord, con un 84% respondiendo que están insatisfechos con el funcionamiento democrático. Una preocupante tasa que se refleja también en el desacato a las instituciones. Ninguna de las organizaciones políticas aprueba, siendo el Gobierno español el peor valorado.

En el lado positivo, el final de ETA ha empujado una mejora en el sentimiento de libertad absoluta para hablar de política con todo el mundo, opción del 55% de los encuestados. El clima del miedo desciende.

Este dato muestra una incongruencia, sin embargo, cuando se cambia la cuestión y se pregunta directamente lo que votarían en un hipotético referéndum de soberanía, por cuya celebración abogan el 62% de los encuestados. En ese caso, el sí (un 35%) y el no (34%) reciben casi un empate técnico, pero con amplia abstención y dudas sobre la respuesta. "El sí siempre está más movilizado", ha explicado este viernes el director del estudio Francisco José Llera. No en vano, el porcentaje del sí baja cuando se le aplican condicionantes como que Euskadi quedará fuera de la UE (el sí sería de 28%) o que tuviera una pérdida de posiciones en el mercado español (de un 27%) o incluso más si ese proceso implicase que Navarra quedaría sin integrarse en el País Vasco (hasta un 25%) o si Álava quedara fuera (un 19%).

Y, aunque las desavenencias y sesgos en una sociedad dividida entre nacionalistas (42%) y no nacionalistas (56%) siguen presentes, tres cuartos de los vascos se muestran relativamente satisfechos con el Estatuto de Gernika, aunque ha perdido fuerza en la última década. La opción rupturista con el sistema es minoritaria, pero avanzan las opciones que reclaman que se completen las transferencias (24%) o que se amplíe el autogobierno (26%). Si se votara hoy la Constitución española, por su parte, saldría sí, aunque con muchas dudas y un margen casi inexistente. Un 28% la apoyaría frente a la negativa del 27%. El resto no se lo plantean. Las fluctuaciones entre ambas opciones han sido constantes desde 1978.

El Euskobarómetro no incluye concretas sobre la votación de soberanía en Cataluña, dado que las encuestas se hicieron mientras se decidía si seguía adelante el referéndum o no. Sí, hay, en cambio, preguntas concretas sobre Escocia, si bien casi la mitad (un 48%) dijo tener poco o ningún interés por su desenlace.

Más información