Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Cataluña lidera el ranking de la vergüenza”

La ILP contra los desahucios y la pobreza energética inicia la campaña de firmas

“Cataluña lidera el ranking de la vergüenza”, ha asegurado este mediodía en rueda de prensa el portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Carlos Macías, mientras relataba el alarmante escenario que vive la comunidad. Actualmente se registran 43 desahucios diarios que, desde comienzos de la crisis, suman un total de 500.000. En materia de pobreza energética, más 320.000 familias catalanas no pueden afrontar los gastos de luz, agua y gas.

La PAH, junto al Observatorio de los Derechos Económicos Sociales y Culturales (Desc) y a la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), han puesto sobre la mesa la iniciativa legislativa que le exige al Gobierno catalán utilizar sus competencias para adoptar “medidas urgentes” a favor de las familias afectadas. “Luchar contra el sin sentido de que haya pisos vacíos y gente sin lugar para vivir”, ha enfatizado Macías en referencia a los 450.00 inmuebles inutilizados que hay en Cataluña: 100.000 en manos de entidades financieras, 80.000 nuevos de nueva construcción y 270.000 particulares.

A partir de hoy y durante 3 meses –con una prórroga de 30 días en caso de que fuese necesario- los promotores de la ILP buscarán la complicidad de la ciudadanía hasta juntar, e incluso superar, las 50.000 firmas exigidas para poder iniciar la tramitación y el debate parlamentario. Según ha declarado Macías, todos los partidos políticos se mostraron favorables a la ILP, a excepción de CiU, que hasta el momento no se ha posicionado, y del PP, que manifestó su negativa a la propuesta. “Con la ILP se debe frenar la concentración de la riqueza por parte de las grandes empresas de suministros, entidades financieras, fondos buitre y grandes inmobiliarias”, ha añadido Macías.

Cataluña acumula 500.000 familias desahuciadas desde que comenzó la crisis 

Los ciudadanos que no pueden pagar su hipoteca estarán amparados a través de dos procedimientos, uno judicial y otro extrajudicial, para saldar la deuda. La ILP propone la medida de la “segunda oportunidad” y ofrece la posibilidad de liquidar las deudas con el objetivo de que las personas puedan empezar de cero.

Aquellas familias que le sea difícil afrontar el alquiler de su vivienda, siendo ésta propiedad de una entidad financiera, podrán seguir viviendo en ella en régimen de alquiler social. La idea es que cualquier persona afectada evite ser desahuciada a través de ayudas provenientes de la Administración, como así también de bancos, fondos buitres o grandes inmobiliarias.

Hay 450.00 inmuebles vacíos: 100.000 en manos de entidades financieras, 80.000 nuevos de nueva construcción y 270.000 particulares

La ILP prevé el alquiler forzoso de pisos en manos entidades financieras, con especial responsabilidad en aquellas instituciones que hayan recibido ayudas económicas del Gobierno catalán.

“De qué sirve una vivienda si no se puede pagar los suministros”, se ha cuestionado Maria Campuzano, portavoz de la APE, quien ha definido el consumo de luz, gas y agua, como un “derecho fundamental” que la Administración tiene la obligación de defender. Desde esta lógica, la ILP exige que el Gobierno catalán garantice esos servicios a las personas vulnerables y, en caso que no puedan ser abordados, las empresas suministradoras deberán también hacerse de la financiación. 

“Vamos a conseguir que todos los partidos políticos, menos el PP, se posicionen a favor de las demandas de la ILP. Vamos a conseguir poner en la agenda mediática, un tema al que le han hecho la vista gorda”, ha concluido Macías mientras centenares de personas lo aclamaban al grito de ¡Avui es pot!