Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao corrige la prohibición del uso de viviendas como centros de cultos

La ciudad estaba obligada a cambiar la normativa, después de que el TSJPV la anulara

El Ayuntamiento de Bilbao ha iniciado la corrección de su normativa urbanística que prohíbe instalar centros de culto en edificios de viviendas, tras ser anulada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), ha informado este martes el consistorio. Lo hará, sin embargo, a través de un proceso de participación ciudadana que sentará las bases de la tramitación urbanística.

En una sentencia hecha pública el pasado mes de noviembre, el TSJPV anuló dicha normativa por un defecto de forma, al considerar que no se había garantizado la participación ciudadana en su elaboración. Tras este fallo, el ayuntamiento anunció que iniciaría de nuevo todo el procedimiento administrativo para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana con el fin de subsanar el defecto apreciado por el tribunal.

De esta forma, el Consejo Asesor de Planeamiento Municipal del consistorio bilbaíno se reúne esta tarde para analizar de nuevo dicha modificación, una vez que el gobierno municipal aprobó el pasado 2 de diciembre un "programa de participación ciudadana" previo a la tramitación urbanística.

EH Bildu Bilbao cree una "tomadura de pelo" el proceso participativo previsto para la regulación de centros de culto y ha recordado al PNV que "participación" no es habilitar un espacio donde el Ayuntamiento explique lo que "ya ha decidido hacer".

Tras ser anunciado en el Boletín Oficial de Bizkaia el pasado día 11, el proceso ha quedado "abierto a la participación durante un período de 15 días, en los cuales la ciudadanía podrá presentar sus sugerencias respecto a esta normativa", ha indicado el ayuntamiento. En virtud del mismo programa de participación, el consistorio ha editado un tríptico informativo para explicar los contenidos y la trascendencia de los cambios que se puede consultar en la web municipal, en el ayuntamiento y en todos los centros municipales de distrito.

El dictamen del Consejo Asesor de Planeamiento sobre la modificación del PGOU es el primer paso de la tramitación urbanística, que deberá ser ratificada en un pleno municipal. El ayuntamiento insiste en que, respetando el derecho fundamental a la libertad religiosa, y tras haber recibido "denuncias vecinales de molestias por ruidos, etc", resulta "imprescindible" establecer una regulación que permita "conciliar" el ejercicio de ese derecho con una "adecuada convivencia de los centros de culto en su entorno social".

La norma urbanística, aprobada inicialmente por el pleno municipal en septiembre de 2013, no variará, de modo que el Ayuntamiento de Bilbao permitirá la actividad religiosa "en locales sitos en los edificios cuyo uso principal sea terciario, productivo o equipamental, siempre que no esté destinado a residencia comunitaria".