Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia da el régimen abierto al principal penado del ‘caso Pallerols’

Lluís Gavaldà fue condenado a 18 meses y solo ha pasado 73 días en Brians

Fidel Pallerols, su mujer, Mari Cruz Guerrero, y Santiago Vallvé, junto al resto de acusados en el caso Pallerols, en la Audiencia de Barcelona. Ampliar foto
Fidel Pallerols, su mujer, Mari Cruz Guerrero, y Santiago Vallvé, junto al resto de acusados en el caso Pallerols, en la Audiencia de Barcelona.

Los jueces proponen y la Generalitat dispone. Lluís Gavaldà, el principal condenado por el desvío de subvenciones públicas en el caso Pallerols, disfruta ya del régimen abierto y solo acude a la cárcel a dormir. Gavaldà, que fue director general de Empleo de la Generalitat, ingresó en la cárcel de Brians 1, en Sant Esteve Sesrovires (Baix Llobregat) el pasado 23 de septiembre. El 5 de diciembre, disfrutó de un permiso de cuatro días y cuando se le acabó ya tenía concedido el tercer grado penitenciario.

Eso significa que desde el 9 de diciembre Lluís Gavaldà solo acude a pernoctar de lunes a jueves al centro abierto de la prisión Modelo de Barcelona. Y en esas condiciones cumplirá la condena de año y medio que le impusieron los jueces por malversar fondos públicos destinados a la formación de parados y que se debían impartir en las academias del empresario andorrano Fidel Pallerols.

Además de la celeridad con la que la Generalitat ha concedido el tercer grado a Gavaldà en apenas 73 días, el preso ha pasado ese tiempo en el módulo de ingresos de la cárcel Brians 1, un espacio en el que los reclusos están solo dos o tres días antes de ser trasladados a los módulos para cumplir la condena.

Precedentes del trato de favor

Vicenç Gavaldà y Fidel Pallerols. El exsecretario de organización de Unió y el empresario andorrano lograron el régimen abierto al mes y medio de entrar en la cárcel.

Antoni Herce y Enric Roig. Los expresidentes de Ferrocarrils de la Generalitat, condenados a sendas penas de 54 meses de cárcel por apropiarse de 2,7 millones de euros, obtuvieron el tercer grado penitenciario a los 48 días. El fiscal recurrió y la justicia revocó la decisión de la Generalitat.

Josep Puigneró. El empresario textil disfrutó a finales de los 90 del mismo beneficio que despues anularon los jueces.

Luis Oliveró y Carlos Navarro. Condenados por el caso Filesa, la Generalitat les dio el régimen abierto al poco de pisar la prisión, en medio de una polémica judicial.

“En estos días, Lluís Gavaldà no ha realizado ninguna actividad de limpieza, ordenanza o cocina, ni ha recibido tratamiento”, explican fuentes penitenciarias. “Se trata, sin ninguna duda, de un trato de favor, porque no se conocen precedentes similares”, añaden.

La clasificación penitenciaria de los internos la decide la junta de tratamiento de la cárcel, aunque en la mayoría de los casos se trata de un puro trámite para dar cumplimiento a las órdenes emanadas de la dirección general de Servicios Penitenciarios, dependiente del departamento de Justicia.

El régimen abierto del que disfruta Lluís Gavaldà se suma al que tiene otorgado también su hermano Vicenç, condenado también por el caso Pallerols a siete meses de prisión y que en el plazo de 45 días ya logró tener que acudir solo a la cárcel a dormir. Vicenç Gavaldà fue durante años el secretario de organización de Unió Democràtica, el partido en que también militaba Lluís y que fue condenado en el proceso como partícipe a título lucrativo por beneficiarse del desvío de las subvenciones para pagar gastos corrientes del partido democristiano. El otro condenado por el caso, Fidel Pallerols, también cumple condena en régimen abierto.

Pese a tratarse de penas inferiores a los dos años de cárcel, la Audiencia Provincial de Barcelona ordenó el encarcelamiento de los tres, con un alegato muy duro contra la corrupción política y la sensación de impunidad que provoca en la ciudadanía que apenas esta clase de condenados apenas pisen la cárcel. Los hermanos Gavaldà y Pallerols intentaron evitar prisión y reclamaron el indulto. Los jueces informaron en contra y el Gobierno denegó la medida de gracia.

Más información