Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultura detecta irregularidades en el Banco de Alimentos de Lanjarón

La entidad no justifica los criterios de selección de los beneficiarios

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha detectado algunas irregularidades en la distribución que se efectúa desde el Banco de Alimentos en Lanjarón (Granada), gestionado por la Asociación La Caridad del municipio y a la que ha dejado de suministrar comida desde finales de 2013. Según un escrito del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), dependiente del Ministerio y que ha hecho público hoy el PSOE, la propia asociación renunció de forma voluntaria en abril de 2014 a participar en el plan por el que se suministra ayuda a entidades sociales que cumplan con los criterios establecidos.

Previamente, la organización realizó un control a raíz de un escrito remitido por el PSOE a Cruz Roja, tras lo que el 21 de marzo decretó que se habían puesto de manifiesto algunas irregularidades que inducen a “posibles incumplimientos” en las obligaciones que deben cumplir las entidades benéficas para participar en dicho plan.

Entre los incumplimientos detectados se encuentran el hecho de que la entidad no está en disposición de justificar los criterios de selección de los beneficiarios a los que se atiende, que no dispone de una valoración de la situación de necesidad de los beneficiarios o que carece de medios materiales y humanos para realizar la correcta distribución de los alimentos.

Además, el número de beneficiarios proporcionado a la entidad era inferior al que tenía registrado el FEGA, con lo que la entidad estaba “recibiendo” alimentos para más beneficiarios de los realmente justificados.

El 7 de abril el inspector remitió el acta por el que se iniciaba el procedimiento de interrupción de dicho plan, aunque solo un día después la Asociación La Caridad adjuntó un escrito de renuncia voluntaria al programa, por lo que desde la tercera fase de 2013 dejó de recibir comida de este plan estatal.

En un comunicado, el PSOE de Lanjarón ha urgido al alcalde de la localidad, Eric Escobedo (PP), a que explique de manera inmediata las irregularidades detectadas, ya que el Banco de Alimentos local está gestionado por esta asociación en colaboración con el Ayuntamiento del municipio. Los socialistas denunciaron la “distribución arbitraria y presuntamente fraudulenta” a raíz de las “numerosas” quejas de los vecinos, por lo que han exigido la destitución de la concejal de Bienestar Social, Carmen Lidia Reyes, y del presidente de la entidad, Ignacio Bermúdez.

El portavoz socialista en la localidad, Mariano Ruiz, ha calificado estos hechos de “gravísimos y vergonzantes”, al considerar que los representantes públicos son los “primeros” que han de velar por el “buen uso” de estos fondos.

También ha censurado que en lugar de intensificar las labores de control el Ayuntamiento haya optado por suspender la prestación del servicio del Banco de Alimentos, provocando su desaparición antes de solucionar las irregularidades.