Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación encabeza un informe sobre derechos lingüísticos vulnerados

La plataforma de defensa del valenciano registra el documento en la sede del Consell antes de llevarlo a otras instituciones

Miembros de la plataforma ante la Generalitat.

La Plataforma pels Drets Lingüístics al País Valencià acusa a la Consejería de Educación de encabezar la conculcación de estos derechos en el informe anual que este jueves han sellado en el registro de la Administración autonómica tras concentrarse sus representantes ante la sede de Presidencia del Consell.

En el informe de detallan 14 casos de lo que estos colectivos juzgan "vulneración de los derechos lingüísticos de los valencianoparlantes", nueve de ellos individuales y cinco colectivos. El informe del año pasado recogía 20 casos. "Hay mucha gente que no se atreve a denunciarlos", puntualiza Vicent Moreno, presidente de Escola Valenciana.

Los 14 quebrantos

j. m. j.

El informe de Escola recoge los siguientes casos:

1. Cierre de las emisiones de Catalunya Ràdio en enero de 2014.

2. Eliminación de unidades educativas en valenciano con el arreglo escolar, en marzo.

3. Eliminación de las líneas en valenciano en el centro de Castellón.

4. Discriminación linGúística en Xirivella.

5. Eliminación de la oferta de enseñanza en valenciano en Poblenou de Benitatxell.

6. Agresión a jóvenes que iban a participar en la Trobada d'escoles en Valencià en Benirredrà.

7. Discrminación lingüística en la prisión de Fontcalent.

8. Eliminación de oferta educativa en valenciano en Ontinyent.

9. Imposición de una línea en castellano en Benimaclet, el caso del colegio Pare Català.

10.Negación de asistencia sanitaria por discriminación lingüística en el centro de salud de Crevillent.

11. Vulneración de la Llei d'üs i Ensenyament en Santa Pola, el ayuntamiento ignora en su web el valenciano.

12. Eliminación de la inmersión lingüística en el País Valenciano, con la aplicación del decreto de currículum de Primaria.

13. Vulneración del derecho a la escolarización en valenciano en el colegio Ciutat de Cremona de Alaquàs.

14. El Ministerio de Industria impone una multa de 45.000 € a Acció Cultural del País Valencià por las emisiones de Catalunya Ràdio. 

Estos colectivos consideran que el departamento que dirige María José Català "lidera" esta lista de quebrantos porque la mayor parte "responden a la eliminación de la oferta de enseñanza plurilingüe  en valenciano a lo largo" de la red escolar autonómica.

En declaraciones a los medios, la consejera de Educación, María José Català, ha salido al paso de las críticas asegurando que existe "un reparto equilibrado de proyectos lingüísticos en castellano y valenciano en todos los centros" de enseñanza, además de haber "incorporado el inglés".

Català, sin embargo, ha dicho desconocer "a qué obedecen esas quejas", por no haber podido analizar el documento presentado por la plataforma, ha defendido la política lingüística de su gobierno con el argumento de que responde "única y exclusivamente a la voluntad de las familias y los centros educativos".

También se señalan casos que implican a otras administraciones públicas, como el de una comisaría de Xirivella, donde agentes de policía "se negaron a atender a una mujer que les hablaba en valenciano", o el caso de un funcionario de una prisión que "amenazó a una profesora" por expresarse en esta lengua, cooficial con el castellano en la Comunidad Valenciana, así como "la denegación de asistencia médica a un vecino de Crevillent", por lo mismo, que protagonizaron un médico y una celadora.

La Plataforma se creó el año pasado ante "la multiplicación de casos de discriminación lingüística a lo largo del País Valenciano”. Además de Escola Valenciana, se integran en ella sindicatos (CCOO-PV. UGT y STEPV), partidos (PSPV-PSOE, EUPV, Compromís, ERPV, Els Verds del País Valencià y PSAN), organizaciones de padres y madres de alumnos y otras entidades como Acció Cultural del País Valencià o la Societat Coral El Micalet.

Su propósito es presentar el informe a las Cortes Valencianas, el Síndic de Greuges, al Consell Valencià de Cultura, a las tres diputaciones, al Congreso de los Diputados, al Parlamento Europeo, a la Acadèmia Valenciana de la Llengua y al Institut d'Estudis Catalans