Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Ayuntamiento anuncia un plan para reducir la contaminación

El Plan de Movilidad prevé reducir el tráfico un 6% en 2020 y disminuir las emisiones

Ampliar foto
Ana Botella pasea en bicicleta por la Puerta de Alcalá.

El Ayuntamiento de Madrid va a poner en marcha un conjunto de medidas que reducirán el tráfico un 6% en 2020 y supondrán una disminución de las emisiones contaminantes a la atmósfera estimadas en 135.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y 400 de óxidos de nitrógenoLas medidas están incluidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad, aprobado este jueves por la Junta de Gobierno municipal, según ha informado el portavoz del Ayuntamiento, Enrique Núñez.

Entre las medidas más destacadas se encuentran la implantación del Sistema de Estacionamiento Regulado inteligente, que tiene en cuenta la contaminación en la ciudad a la hora de establecer recargos en las tarifas; la priorización semafórica de los autobuses y la mejora y ampliación de la red ciclista.

Incluye la creación de aparcamientos de disuasión o la implantación de instrumentos tecnológicos para el control de la indisciplina en las zonas de carga y descarga Todo ello supondrá una reducción de 3,2 millones de kilómetros diarios recorridos por el conjunto de los coches que circularán por la ciudad en 2020.

En 2020 se realizarán un 3,5% más de desplazamientos al día (130.000 más) en los distintos medios de transporte, pero estos serán absorbidos por los modos sostenibles para que no repercuta en el nivel de congestión. 

Se espera que con las medidas de disuasión del uso del vehículo privado y las de potenciación de los otros modos, se incremente de un 42% a un 45% el uso del transporte público y de un 29% a un 32% la conocida como movilidad activa (caminar y bicicleta), mientras el vehículo privado pasaría a representar un 23% de los desplazamientos diarios, frente al 29% actual.

Con la menor utilización del coche se pretende reducir el ruido y la contaminación atmosférica para aumentar el bienestar y la calidad de vida de los madrileños. Además de CO2 y óxidos de nitrógeno, se prevé que con el Plan se dejarán de emitir 26 toneladas de partículas en suspensión inferiores a 2,5 micras (PM2,5).

Teniendo en cuenta que el gasto público municipal destinado a las 15 medidas y 95 acciones incluidas en el PMUS es, como mínimo, el asignado en los distintos contratos municipales de gestión integral relacionados con la movilidad, este asciende a más de 692 millones de euros.

Entre las modificaciones que se han incorporado figura el establecimiento de un baremo que implica que si en el año 2017 no se ha alcanzado como mínimo el 25% del objetivo final en los indicadores de impacto de la distribución modal, sería necesario modificar, intensificar o ampliar las medidas del Plan. Se refleja de forma expresa que en los estudios de ampliación del servicio de bicicleta pública BiciMad se dará prioridad a los puntos de intercambio de transporte.