Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Premio al mejor trato profesional en la hostelería al Txakoli de Bizkaia

En la quinta edición se registró un empate técnico entre dos de los once bares finalistas

El restaurante Mugarra, en la categoría de mesa, y los bares Portuberri Barria y Patxi Larrocha, todos en la categoría de barra,y todos ellos de Bilbao, han sido los ganadores de los Premios Laboral Kutxa- Bizkaiko Txakolina que distinguen el mejor trato profesional que dispensan los establecimientos hosteleros de Bizkaia a Bizkaiko Txakolina. La entrega de premios ha tenido lugar en la tarde de este lunes en Mendibile Jauregia, sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina.

En la quinta edición de estos Premios Laboral Kutxa-Bizkaiko Txakolina, se repitió la circunstancia del año anterior al producirse un empate técnico entre dos de los once bares finalistas. El jurado decidió entonces otorgar dos primeros premios en esta categoría y ha repetido su fallo este año por lo que el Portuberri Barria y el Patxi Larrocha han sido los ganadores en barra. Los nueve establecimientos que llegaron a la final fueron los bares Cork, Gaztandegi, Brass y Bitoque, todos ellos de Bilbao; el Sustrai y el Gure Etxea, ambos de Getxo; el Lubarrieta, de Zamudio; el Tindaya, de Sondika y el Txispas de Gorliz

También hubo mucha igualdad en la categoría de mesa, reservada a los restaurantes, en la que los cuatro establecimientos finalistas demostraron un gran nivel. Ganó el Mugarra, pero también rayaron a gran altura los tres finalistas: el Baita Gaminiz y el Victor Montes, de Bilbao y el Gotzon, de Bakio.

De acuerdo con las normas que rigen en estos premios, el jurado, formado por sumilleres y cocineros profesionales, valoró la calidad del maridaje de los diversos txakolis con los platos de los menús, la variedad de la oferta, el precio, la temperatura, y la calidad de la cristalería en el caso de los bares.

El jurado estaba formado por sumilleres y cocineros profesionales

En esta quinta edición el jurado tuvo en cuenta muy especialmente el nivel de conocimiento acerca del Txakoli de Bizkaia de los profesionales de la hostelería y su capacidad de transmitir ese conocimiento a sus clientes.

Se da la circunstancia de que coincidiendo con la entrega de estos premios, este mismo lunes se ha hecho pública una encuesta de la Diputación Foral de Bizkaia sobre hábitos de consumo de Bizkaiko Txakolina en la que llama la atención el hecho de que los profesionales de la hostelería tienen una mejor percepción de la calidad del Txakoli de Bizkaia que el propio consumidor y, preguntados por el ranking de preferencia propio en cuanto a calidad, el tinto no destaca sobre el Txakoli de Bizkaia más que en dos puntos porcentuales (31.6% frente a 29.6%) y ambos por encima del Albariño (18%), Rueda (6.4%) o Lambrusco (1.6%).

Iñaki Aretxabaleta, presidente del Consejo Regulador de la DO Bizkaiko Txakolina, abrió el acto y lo cerró Txema Pérez Verdugo, director de Banca PRO y Micropymes de Laboral Kutxa. Asistieron al acto Itziar Epalza, viceconsejera de Comercio y Turismo del Gobierno vasco; Irene Pardo, diputada de Agricultura; Peli Manterola, director de calidad alimentaria del Gobierno; Carlos Ibarra, concejal de promoción económica del ayuntamiento de Leioa, además de numerosos bodegueros, productores y representantes del mundo de la hostelería de Bizkaia.   Presentaron y condujeron la gala el cocinero y sumiller profesional, Patxi Zabala y Bittor San Miguel, subdirector de la Escuela de Cocina de Leioa, miembros del jurado de estos Premios.