Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide expulsar al exgerente que denunció financiación ilegal

Baltar Blanco le considera autor de una "infracción muy grave" por "manifiesta deslealtad"

 José Manuel Baltar arremete contra el que fue gerente del PP de Ourense durante 27 años después de que denunciara judicialmente la supuesta financiación ilegal del partido. La primera medida adoptada por el presidente del PP ourensano tras conocer que la juez Pilar de Lara ha abierto una investigación para acreditar si existía caja b en el PP ourensano hasta 2010 -basándose en el testimonio y documentos aportados por el exgerente Emilio Pascual- ha sido promover la expulsión del partido del exgerente, al que considera autor de una "infracción muy grave" por "manifiesta deslealtad" Junto a ello, ha iniciado los trámites que le permitan además sentarlo en el banquillo acusado de haber “mancillado” su honor y el de la organización política que preside. “Caerá sobre él todo el peso de la justicia”, clamó en diversas ocasiones a lo largo del fin de semana el presidente tildando de “mentira” la parte que le afecta: la supuesta emisión de facturas ficticias a su nombre. De la etapa anterior que investiga la jueza, la correspondiente a la presidencia de su padre, Baltar se desvinculó en el primer momento.

El presidente ourensano presidió a última hora de este lunes una ejecutiva provincial con solo dos puntos en el orden del día: someter a los integrantes de este órgano de gobierno la propuesta de apertura del expediente disciplinario al extrabajador y militante del partido  así como pedir que lo facultasen a él para emprender las acciones judiciales contra Pascual. No encontró oposición: tiene una ejecutiva prácticamente a su medida y también el beneplácito anunciado el fin de semana por Feijóo, quien aseguró que aceptaba la presentación de la denuncia judicial contra el exgerente como las explicaciones que requería del ourensano ante las graves sospechas evidenciadas por la juez. Sin embargo, hubo algunas ausencias, entre ellas las del conselleiro de Educación, Jesús Vázquez.

Pascual expresó su sorpresa por el hecho de que el órgano de dirección del partido proponga la expulsión de un militante “por haber denunciado ante la justicia graves irregularidades del propio partido” y sin esperar a que se compruebe si estas son falsas o no. En cualquier caso, sostiene que el comité de disciplina del PP de Galicia tendrá que escuchar también su versión antes de decidir si secunda la propuesta del presidente ourensano o, por el contrario, encuentra veraces sus explicaciones, con lo que no llegaría a producirse la expulsión planteada por Baltar.

El que fue gerente del PP de Ourense durante 27 años (19 de ellos con el padre del actual presidente, José Luis Baltar, al frente de la organización) sostiene que se mantuvo en su puesto de trabajo con Baltar Blanco ya al frente del partido durante cinco meses. “Él dice ahora que en el minuto uno de su elección, el 30 de enero de 2010, pidió a la dirección nacional que me echara, pero lo cierto es que estuve en mi puesto hasta el 7 de junio de ese año, cuando me fui voluntariamente sin esperar a mi jubilación”, sostiene el exgerente.

 

 

Más información