Una anciana de 85 años, desahuciada por avalar un préstamo de su hijo

La mujer vivía en el barrio madrileño de Vallecas

La deuda con un particular, que ha rechazado un alquiler social, era de 77.000 euros

Ampliar foto
Carmen Martínez Ayudo, de 85 años, llora durante su desahucio. AP

Carmen Martínez Ayuso, de 85 años, ha sido desahuciada en la mañana del viernes del número 10 de la calle Sierra de Palomeras, en el barrio madrileño de Vallecas. La mujer se ha visto obligada a abandonar la vivienda que habitaba desde hace cinco décadas tras avalar un préstamo de su hijo Luis Jiménez Martínez con un particular, Francisco M., por 40.000 euros. La deuda asciende ahora a 77.000 euros y el acreedor se ha negado durante el último mes a aceptar un alquiler social para Carmen, asegura la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallecas. La anciana está pasando la noche donde vive la novia de su único hijo, un domicilio en el que residen ocho personas. Su vivienda estaba valorada en 160.000 euros. 

“Al ser un prestamista particular la negociación es más complicada porque este tipo de gente va directamente a por la casa. No les interesa cobrar la deuda porque judicialmente la vivienda ya es suya”, sostiene PAH Vallecas. La plataforma asegura haber reunido durante la mañana del viernes a un centenar de personas, un número similar al que bloqueó en primer lanzamiento hace unas semanas. “En aquella ocasión apenas vino un coche de la Policía Municipal a acompañar a la comisión judicial, hoy han venido siete lecheras de Policía Nacional y han acordonado la zona desde las siete de la mañana”. Por su parte, Policía Local asegura que no ha habido incidentes y que el número de furgonetas depende de las órdenes de servicio.

"Tenemos que ir a asuntos sociales para ver dónde la podemos realojar. Mi mujer y yo tampoco la podemos meter en mi casa porque yo estoy de mudanza y tenemos dos niños. La podemos tener algún fin de semana, pero no hay hueco para ella", explica su nieto Luis Miguel, de 30 años. 

Luis no informó a su madre de la situación hasta dos días antes del primer lanzamiento. Fueron su nieto y su mujer los que han luchado por salvar el hogar de su abuela y pidieron ayuda a PAH Vallecas. Luis Pidió el dinero hace cuatro años por los problemas económicos que pasó tras su separación. Perdió su empleo como vendedor de pisos y pasó muchos apuros. El marido de Carmen, que vive con una pensión mensual de 630 euros, falleció por cáncer de garganta hace siete años. Fue entonces cuando Luis se hizo con los poderes de la vivienda. "Mi padre no ha querido decir nada y nos enteramos tarde del desahucio. A última hora se ha preocupado y ha hecho lo que ha podido", explica Luis Miguel.

Carmen ha sido ama de casa toda su vida y ganaba dinero limpiando otros domicilios. El nieto se reunió en persona con el prestamista, Francisco M. "Vino con su abogado y le dio igual que le pidiéramos un alquiler, dijo que tenía que irse a vivir allí. Tuvo que marcharse porque empezaron a tirarle piedras". No han vuelto a hablar desde entonces.

PAH Vallecas subraya que el drama de Carmen no es un caso aislado: “Hace días hemos vivido un caso similar en Tetuán. Este tipo de gente se parapeta en que su función es sacar dinero y muchos son conscientes cuando te dan el préstamo de que no vas a poder devolverlo”.

Más información