Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Juan carlos matellanes | Presidente de la ABAO

“Es necesario un pacto institucional por la ópera”

Juan Carlos Matellanes reclama una reflexión sobre el modelo cultural y el reparto de subvenciones

Juan Carlos Matellanes, en la sede de la ABAO.

Juan Carlos Matellanes, presidente de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO) desde hace casi 12 años, reclama más apoyo institucional para la ópera de Bilbao. El próximo sábado comenzará con Attila, de Verdi, la nueva temporada, en la que los recortes presupuestarios han obligado a reducir el programa a cinco títulos, de los siete que eran habituales hasta ahora.

Pregunta. ¿Cómo ve el momento que atraviesa la ABAO?

Respuesta. Estamos más esperanzados que hace unos meses. Hemos pasado de casi 11 millones de presupuesto a siete, porque han bajado las subvenciones, pero no hemos renunciado a nuestro proyecto cultural.

P. Pero sí ha sufrido la oferta de títulos, el corazón de la ABAO

R. No se puede hablar de un proyecto cultural haciendo solo una temporada de ópera. Es la actividad más importante, pero luchamos por otras actividades, como ABAO txiki [programa para el público infantil] o el programa didáctico, con 19.000 alumnos.

P. ¿No sería el momento de hacer una reflexión general, con todos los agentes involucrados, sobre el futuro?

Una temporada  no se consigue con cinco títulos, necesita por lo menos siete”

R. Sí, haría falta una reflexión profunda. Comparar la cultura con un bien de consumo es un error. En época de crisis hay que reflexionar sobre el modelo cultural. ¿Queremos que todas las subvenciones públicas vayan a organismos participados por la Administración? ¿O queremos que la iniciativa privada, y dentro de ella las entidades sin ánimo de lucro, como la nuestra, sean apoyadas? Yo me rebelo ante el criterio de conceder subvenciones a los proyectos en los que participan las administraciones. El presupuesto es de todos y se debería repartir con eficiencia, en función de otros criterios. Y en la comunidad autónoma vasca tenemos que decidir que actividades culturales son prioritarias. Si la ópera es importante estratégicamente para el País Vasco y para Bilbao, tenemos que luchar por una temporada a la altura de las mejores ciudades europeas. En calidad no tenemos nada que envidiar. En producciones igual tenemos algunas limitaciones propias del uso del Euskalduna. Donde no estamos a buen nivel es en el número de títulos: una temporada de ópera no se consigue con cinco, se necesitan por lo menos siete. Y económicamente supone poco: un millón, millón y medio más de subvenciones. Dos millones máximo. Quizá la gente piense que recibimos sumas ingentes. Pues no.

P. ¿Cuánto reciben?

R. El Gobierno vasco da 600.000 euros; la Diputación de Bizkaia, 300.000; el Ministerio, 500.000 y 40.000 euros del Ayuntamiento. El resultado económico es peor si se recorta: esta temporada generaremos 300.000 euros menos de IVA o 200.000 euros menos en retenciones de IRPF.

P. ¿Escuchan sus argumentos en las administraciones?

No se ha fomentado que estas instituciones  fortalezcan los fondos propios”

R. Nos entienden pero no conseguimos un reflejo presupuestario. Hace falta un gran pacto institucional entre Gobierno vasco, Diputación de Bizkaia, y Ayuntamiento de Bilbao en relación a la ópera. ¿La comunidad merece una temporada de ópera? Diseñemos los parámetros. Tienen la suerte de tener un instrumento que es la ABAO, una asociación reconocida, eficiente, con prestigio. ¿Cuánto vale eso para la ciudad? Yo creo que en el modelo de ciudad que se está diseñando encaja perfectamente.

P. ¿Qué aportaría la ABAO a ese pacto?

R. Nuestro proyecto cultural. Una potente temporada de ópera, seguir con ABAO Txiki, hacerlo en otras capitales, ampliar la zona de influencia para que vengan más turistas. El ciclo de conciertos con grandes orquestas o el ballet, están pendientes por falta de recursos.

P. En los estrenos no son muy ambiciosos.

R. Es difícil estrenar en Bilbao. Una gran producción necesita tiempo para montaje y el director de escena exige días de ensayos. Y eso nosotros, en el Euskalduna, no tenemos. Cuando hacemos coproducciones somos distintos: renunciamos al estreno. Tiene su importancia pero no tanta. Al final lo importante es que venga un buen montaje.

P. Cerrarán la temporada con un déficit de 800.000 euros. ¿Cuánto pueden aguantar?

R. En estos momentos tenemos 2.600.000 euros de fondos propios. Evidentemente, tiramos de los ahorros. Y tomamos decisiones para no aumentar el déficit. No se ha fomentado en los años de bonanza que estas instituciones piensen en el futuro. Y pensar en el futuro es fortalecer los fondos propios.