Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el presunto autor de la agresión con bomba de Elche

Se trata de la expareja de la mujer, que ya tenía una denuncia por maltrato de otra relación

Ampliar foto
Agentes de policía inspeccionando el vehículo siniestrado, el pasado lunes.

El presunto responsable de la colocación de un artefacto explosivo en el reposacabezas del coche de una mujer en Elche fue detenido el pasado lunes, horas después de los hechos. Se trata de la expareja de la víctima, un vecino de Crevillent de 36 años. Aunque no constan denuncias por maltrato contra él de la agredida —que salió del trance solo con heridas de escasa gravedad en espalda, nuca, cabeza y un oído—, sobre el detenido sí pesa una denuncia previa en este sentido, aunque de una relación anterior, según EFE. El hombre ha pasado la noche en los calabozos de la comisaria de Policía Nacional de Elche y no está previsto que pase a disposición judicial a lo largo de este martes. Los agentes tienen 72 para interrogarle antes de que tenga que pasar a disposición judicial.

El acusado tiene conocimientos de mecánica y electrónica y la víctima declaró que había tenido problemas últimamente con él

Aunque el informe técnico de los TEDAX sobre el artefacto no está terminado —está previsto que el juez lo tenga en su mano cuando abra las diligencias—, fuentes de la comisaría de Elche confirman que este estaba hecho con pólvora de caza, un sistema de cableado que habría conectado el detonador con el elevalunas eléctrico y con uno o varios cartuchos de mostacilla (perdigones de pequeño tamaño) a modo de metralla. Al parecer, el hecho de que la mujer estuviera inclinada hacia delante, unido a que el o los cartuchos apuntasen hacia arriba, fue crucial para que el atentado no revistiese mayores consecuencias.

Los conocimientos de mecánica y electrónica del detenido —al que la policía atribuye un delito de asesinato en grado de tentativa—, unidos a que la mujer declaró que había tenido problemas últimamente con él, habrían dirigido las pesquisas policiales hasta el taller de coches en que trabaja, en el que fue detenido aproximadamente a las 16.30.

En las fotos del siniestro se pueden apreciar una sillita de bebé sobre la calzada, cerca del coche en cuestión. Se trata de la que utiliza una de las dos hijas pequeñas de la agredida, que, según la declaración de la madre, son también hijas del detenido, informan las citadas fuentes policiales. Aunque las dos niñas no estuvieron presentes en la explosión, sí que lo estaba una tía de la víctima, que salió ilesa.

"No es lo que te esperas"

Los hechos ocurrieron el lunes al mediodía, al estacionar su coche R.P.M. a la altura del número 74 de la calle Antonio Pascual Quiles de Elche. Alrededor de las 12 y cuarto —el 112 recibió la llamada a las 12.18—, el reposacabezas de la conductora explotaba. 20 minutos más tarde, la mujer ingresaba en el ilicitano Hospital de Vinalopó con heridas y quemaduras superficiales en la nuca, la espalda y la parte posterior de la cabeza, así como con un barotrauma (pérdida temporal de audición) en un oído. Después de pasar cuatro horas ingresada, recibía el alta.

El diario Levante recoge las declaraciones de la víctima que aseguró encontrarse "mal, con toda la espalda quemada" y muy asustada. "No es lo que te esperas, aún no me lo creo. Es ilógico, surrealista", declaró.

Más información