Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una herida al estallar un explosivo en el reposacabezas de su coche en Elche

La mujer ha recibido el alta del Hospital de Vinalopó tras ser curada de heridas no graves

Las causas y la autoría aún se investigan, para lo que la policía ha trasladado el coche

Úna imagen del coche siniestrado en Elche. Ampliar foto
Úna imagen del coche siniestrado en Elche.

Una mujer de 41 años de nacionalidad española ha sufrido este lunes heridas superficiales al estallar un artefacto explosivo en el reposacabezas del vehículo que conducía en Elche (Alicante), han informado a este diario fuentes de la Policía Nacional de Alicante. La víctima, que responde a las iniciales R.P.M., ya ha sido dada de alta del ilicitano Hospital de Vinalopó, en el que había ingresado alrededor de las 12.30 de la mañana. Según EFE, fuentes de la investigación —que no descartan hipótesis sobre las causas y la autoría del siniestro— habrían descrito la bomba como "casera" y "de baja intensidad".

Fuentes de la investigación han confirmado que el artefacto era casero

El Centro de Emergencias (número de teléfono 112) recibía una llamada a las 12.18 del mediodía, en la que un testigo informaba de cómo había visto y oído, a la altura del número 74 de la calle Antonio Pascual de Quiles, una explosión en el interior de un coche. A los pocos minutos se desplazaban a la zona una unidad del SAMU y agentes de la Policía Nacional, entre ellos efectivos de los TEDAX (expertos en explosivos).

Agentes de policía inspeccionan el vehículo después de la explosión. ampliar foto
Agentes de policía inspeccionan el vehículo después de la explosión.

Según fuentes médicas, la conductora, natural de la localidad alicantina, no habría tenido la espalda y cabeza apoyadas en el respaldo del coche en el momento del estallido, lo que habría restado virulencia a las heridas. Estas han sido solo superficiales y han afectado la zona posterior del cuero cabelludo, la nuca y la parte alta de la espalda de la víctima. Además, esta ha sufrido un barotrauma (pérdida de audición temporal a causa de un violento cambio de presión. En este caso, la explosión del artefacto).

Una vecina que estaba en los alrededores ha relatado a EFE que escuchó un ruido muy fuerte y que poco después salió una espesa columna de humo del coche. Luego, la mujer salió por su propio pie del vehículo y se quitó las prendas superiores para quedarse en ropa interior debido a las quemaduras sufridas.

La víctima ha sido curada y ha permanecido en observación durante alrededor de cuatro horas en el ilicitano Hospital de Vinalopó, tras lo que ha recibido el alta. Tanto las citadas fuentes médicas como testigos presenciales hablan de "elementos metálicos" dispuestos en la bomba, descrita como "de baja intensidad" por los agentes.

Un testigo presencial que ha hablado con EL PAÍS asegura que oyó hablar a un policía de que "los perdigones" habían llegado al techo del vehículo. En cualquier caso, fuentes de la investigación informan de que se trataba de una artefacto casero y de baja intensidad, idea que también suscriben desde el hospital ("no había mucha metralla", aseguran).

La policía ha abierto una investigación para averiguar las causas y la autoría del atentado, sin que hasta el momento se descarte ninguna hipótesis. El coche ha sido trasladado para estudiar la composición del artefacto.

Más información