Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las federaciones cannábicas instan a Interior a “mover ficha”

Los clubes ven "preocupante" que la regulación no contemple el cultivo y el transporte de marihuana

Apenas 24 horas después de que se presentase ante la Comisión de Salud del Parlament la primera regulación para clubes cannábicos con el apoyo de todos los grupos parlamentarios excepto el PP, las dos federaciones del sector mostraron ayer su “entusiasmo”, aunque “con matices”, por el paso que ha dado el Departamento de Salud. “Esto nos legitima”, sentenció Ángel Benito, de la Federación de Asociaciones Cannábicas Autorreguladas de Cataluña (FEDCAC).

La regulación, menos ambiciosa de lo que se preveía en el borrador inicial, se limita a abordar los aspectos más sanitarios de la actividad de los clubes —como fijar la edad de entrada en 18 años, prohibir la venta de alcohol en los locales o reducir el horario de apertura a ocho horas diarias—, pero no hace referencia al proceso de cultivo y transporte de la marihuana. Precisamente en este aspecto, una de las grandes demandas de los clubes, la Federación de Asociaciones Cannábicas de Cataluña (CATFAC) instó al Departamento de Interior a “mover ficha” para mejorar la seguridad jurídica de las entidades y “dar la cara” por ellas. “Esto es solo el comienzo, hay que seguir trabajando. El Gobierno catalán todavía puede hacer mucho más, como un protocolo específico para las fuerzas de seguridad”, apuntó el portavoz del CATFAC, Jaume Xaus.

El departamento que dirige Ramón Espadaler siempre se mostró muy crítico con cualquier tipo de regulación de la actividad de los clubes aunque, aclaró Xaus, pese a no haber un diálogo fluido con Interior, “en ningún momento han torpeado publicamente la propuesta”.

Las asociaciones también ven “preocupante” que no se ordenen estas dos partes del proceso porque, aseguran, “deja abierta la puerta de atrás de los clubes”. CATFAC invitó a Interior a “trabajar en la misma línea” para enfrentar el mercado negro. La regulación del sector, que se aprobará previsiblemente en la próxima Comisión de Salud, se trasladará a una Comisión Interdepartamental del Parlament en la que también participará el Departamento de Interior.

Por otra parte, los clubes también rechazaron que la regulación deje a libre interpretación de los municipios algunos de los puntos que recoge. “Hay que concretar mucho más ciertos artículos de esta propuesta que deja en manos de los municipios decisiones arbitrarias basadas en prejuicios moralistas”, apuntó Xaus. El portavoz de CATFAC se refiere, por ejemplo, a la ubicación de los locales que, según la regulación, ha de estar alejada de centros sanitarios y educativos, aunque no se especifica la distancia exacta. “En Castelldefels marcaron unas normas que hacía casi imposible instalar ninguna asociación cannábica”, explicó Xaus.

Más información