Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Más fuertes, más seguras, más felices”

Las asociaciones unen a las personas afectadas y aportan apoyo, formación e información

Natividad Cueto, delante de integrantes de la Ajicam. Ampliar foto
Natividad Cueto, delante de integrantes de la Ajicam.

Hace seis años, cuando tenía 38, a Natividad Cueto Jiménez le diagnosticaron cáncer de mama y, al mes y medio, el carcinoma ductal apareció en sus hermanas gemelas, más pequeñas que ella. Más adelante en su madre, de 78 años.

Lo que en circunstancias normales hubiera sido un golpe demasiado duro de soportar para Natividad y su familia de Jaén, este drama las unió y las ayudó a salir juntas del túnel. “Nos ha hecho mujeres más fuertes y más seguras, llenas de felicidad”, apunta Natividad que, como sus hermanas y su madre, ha logrado superar el cáncer aunque sigan con sus revisiones ordinarias.

Esa experiencia vital fue determinante para que Natividad impulsara hace cuatro años la creación de la Asociación Jiennense de Cáncer de Mama (Ajicam), considerada hoy un modelo y un referente para muchas personas que han sufrido y sufren esta enfermedad. Cuatro años después, cuentan ya con 200 socias (enfermas, familiares y voluntarias) y buscan ya desesperadamente una nueva sede donde poder dar cabida a las múltiples actividades que llevan a cabo: talleres de manualidades, de relajación, informática, musicoterapia o gimnasia de mantenimiento, todos ellos con monitores especializados.

Natividad no solo alumbró la asociación como un grupo de afectadas en Jaén, sino que se enroló como formadora de la Escuela de Pacientes, sin duda otra experiencia que la ha marcado. “El contacto con estas mujeres me ha aportado valores muy grandes, ha sido una inyección de vida”, comenta la presidenta de Ajicam, que ahora viaja por toda la provincia de Jaén y por otras ciudades españolas ofreciendo su testimonio como la mejor terapia para combatir esta enfermedad.

Ajicam busca sus asociadas a través de unos folletos que reparten en las consultas de Oncología. “Las mujeres llegan muy hundidas, pero les decimos que es un tiempo transitorio”, señala Natividad, consciente de la importancia que tiene la prevención. Actualmente, el carcinoma ductal in situ (estadio precoz) supone el 20% de los tumores diagnosticados gracias a los programas de diagnóstico precoz del cáncer de mama. A las mujeres recién diagnosticas que llegan a la asociación se les enseña a ponerse el pañuelo y a maquillarse, e incluso se cuenta con un banco de pelucas donado por las mujeres que han dejado atrás la enfermedad.

La asociación tiene en los profesionales médicos a sus principales aliados. Natividad Cueto y el resto de afectadas valoran que el Complejo Hospitalario de Jaén, de la mano del cirujano Basilio Dueñas, sea pionero en la aplicación de tumorectomías, una técnica quirúrgica que permite a muchas mujeres conservar su seno. Pero no se conforman y siguen adelante con demandas de cualquier mejora para tratar esta enfermedad.