Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crespo afirma que contrató al “mejor amigo de Feijóo” como “abrepuertas”

El principal imputado en la trama de los cursos asegura que el presidente alertó a su conseguidor de los pinchazos telefónicos

En primera fila, Feijóo, Louzán y Pachi Lucas, en los toros en 2011
En primera fila, Feijóo, Louzán y Pachi Lucas, en los toros en 2011

Gerardo Crespo, al que una juez de A Coruña acusa de dirigir una trama empresarial para defraudar subvenciones públicas a cursos de empleo, admite que tuvo en nómina durante año y medio al empresario Pachi Lucas para que le hiciese de “abrepuertas”. Crespo, hasta ahora militante del PP, señala a Lucas —a quien asegura que pagaba 3.000 euros al mes— como “el mejor amigo” del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

En una entrevista en el programa A vivir que son dos días del circuito gallego de la SER, Crespo explicó que su relación con Lucas, a quien la policía señala como su mediador ante la cúpula del PP, se rompió a principios de 2012. Hasta entonces, había trabajado para él en una función que el empresario coruñés se resiste a calificar de conseguidor, pero que define como “abrepuertas”.

La ruptura se produjo cuando la Xunta, poco después de que se abriese una investigación judicial, comenzó a inspeccionar las empresas de Crespo. “Dejó de coger el teléfono, desconectó de nosotros, lógicamente porque le avisó su íntimo amigo Núñez Feijóo de los pinchazos”, afirmó el principal imputado en la llamada Operación Zeta.

Crespo, que recuerda que entró como militante de Alianza Popular con 18 años, cuando eran “cuatro gatos”, expresó en la entrevista radiofónica su malestar con los dirigentes del PP gallego: “Me han decepcionado las actitudes desleales de Carlos Negreira, alcalde de A Coruña [el sumario del caso deja constancia de la fluida relación entre ambos] de Beatriz Mato como conselleira de Traballo, del propio presidente de la Xunta... Si yo tengo en plantilla a su mejor amigo, que duerme muchas veces en Monte Pío [residencia oficial del presidente] lo mínimo es avisarme ‘tienes pinchado el teléfono’. Porque ellos avisaron a Pachi Lucas, se desmarcaron de mí revocándome los cursos y dejaron de cogerme el teléfono”.

Crespo considera además “muy extraño” que la policía no haya interrogado aún a Lucas, la persona, según él, que sí le advirtió de que sus comunicaciones estaban intervenidas. El empresario anuncia que explicará ante la juez si dio donativos opacos al PP, como aparece en una contabilidad b de sus empresas incautada por la policía. Insiste en que no se considera un corrupto, que está “en paz y tranquilidad” y que todos los cursos subvencionados fueron impartidos.

Más información