Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Junta reclama en firme a UGT 15,3 millones de ayudas sin justificar

El sindicato recurrirá a los tribunales contenciosos administrativos la decisión

Ampliar foto
El consejero José Sánchez Maldonado, este jueves en el Parlamento.

La luna de miel que durante años han mantenido la Junta de Andalucía y UGT se rompió el mismo día en que los periódicos empezaron a publicar hace más de un año que el sindicato socialista usó fondos públicos en asuntos propios tales como una comida en la Feria de Abril de Sevilla, la compra de maletines de piel y bolígrafos de imitación encargados en fábricas de Asia o la adecuación de un pabellón deportivo para una reunión sindical. Esas informaciones, que generaron “alarma social”, como admitió este jueves en el Parlamento el consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, fueron el detonante de una investigación interna que la Junta da por concluida en lo que respecta a Economía. Otro departamento de la Administración, el de Educación, también expurga expedientes relativos a ayudas para los cursos de formación.

Economía ha revisado 21 expedientes y reclama en firme a UGT el reintegro de 15,3 millones de euros por ayudas sin justificar, según informó Maldonado en comisión parlamentaria. La devolución de este dinero pondría en una situación moribunda al sindicato, que ya atraviesa por un estado económico crítico..

Los 21 expedientes administrativos suman ayudas por 25,5 millones, de los que se pide el reintegro del 60% de la cantidad que estaba bajo sospecha. Esta reclamación ha sido recurrida por UGT ante los tribunales contenciosos administrativos. También ha pedido la suspensión de la devolución, por lo que la Junta no recuperará este dinero hasta que acabe el trámite en los juzgados ordinarios.

Los expedientes de Economía afectan a tres ámbitos directivos (Relaciones Laborales, Seguridad y Salud Laboral y Políticas Activas de Empleo) desde 2008 hasta 2011. Maldonado fue muy parco en sus explicaciones y no especificó si los auditores de la Junta han detectado facturas falsas, ni concretó de qué expedientes se trata. Tampoco contestó a las preguntas que le formularon de manera insistente el portavoz del PP ni el de Izquierda Unida, socio del PSOE en el Gobierno andaluz. Negó que hubiera abierto una “causa general” a UGT y dijo que las cantidades no estaban justificadas.

Ignacio García (IU) le preguntó si ha habido “exceptuaciones” en la Consejería de Economía, es decir, si la Junta concedió más ayudas a UGT sin que esta justificara subvenciones anteriores. “¿Exceptuaban y luego no comprobaban?”, inquirió. Maldonado no contestó a las preguntas que aludían a la falta de control y se limitó a afirmar que su departamento ha seguido de manera escrupulosa las indicaciones de los servicios jurídicos.

Preguntas similares planteó el portavoz popular, Rafael Carmona, quien incidió en el “fallo de los controles” administrativos. El socialista Carmelo Gómez defendió la labor de inspección de la Junta “con el objetivo de que si se ha utilizado mal el dinero público se devuelva”.

UGT de Andalucía reaccionó de inmediato a través de un comunicado en el que por un lado informaba de la presentación de un recurso contencioso-administrativo, pero en el que además acusaba a la Junta de “actuar de forma inquisitorial con el único objetivo de limpiar su imagen” y de emprender “una causa general indiscriminada” contra el sindicato.

Pero UGT también pregunta de manera retórica si la Junta no ejerció su función de control: “Si en los años investigados dio por buenas las justificaciones de los programas, ¿por qué ahora, cinco o en algunos casos seis años después, cambia de criterio? ¿No hizo bien su trabajo la Junta o busca ahora un chivo expiatorio para preservar su respaldo electoral?”.

Economía ha remitido los 21 expedientes al juzgado de instrucción 9 de Sevilla, que investiga el posible fraude en el uso de subvenciones a UGT en Andalucía mediante facturas falsas. El instructor del caso, Juan Jesús García Vélez, ha citado a declarar como imputados el próximo lunes a los ex secretarios generales ugetistas Manuel Pastrana y Francisco Fernández Sevilla.

Con esta investigación interna, la Consejería de Economía da por terminada la revisión de expedientes de subvenciones recibidas por UGT, aunque aún queda por auditar otro por importe de 15.000 euros.

No obstante, la UGT también está siendo investigada por la Consejería de Educación por las ayudas recibidas en cursos de formación. Este departamento ha abierto al sindicato 41 expedientes, en los que en tres casos ha pedido la devolución del dinero. Educación se niega a facilitar la cantidad que está revisando.

Más información