Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla multa con hasta 750 euros por “rebuscar” en los contenedores

Esta práctica ya estaba sancionada en la anterior ordenanza de limpieza de la ciudad, pero la cuantía máxima era de 300 euros

 VÍDEO: ATLAS

La nueva ordenanza de limpieza pública y gestión de residuos del Ayuntamiento de Sevilla ha entrado en vigor este martes inmersa en la polémica. El Consistorio que encabeza Juan Ignacio Zoido (PP) sancionará con hasta 750 euros a aquellas personas que "rebusquen residuos una vez depositados en los contenedores". Esta práctica ya estaba prohibida en la anterior normativa , pero la sanción máxima era de 300 euros. La decisión de los populares ha sido duramente criticada por los grupos de la oposición. "Repugna que el Ayuntamiento trate de multar a personas que hurgan en la basura como consecuencia de una necesidad vital", mantiene el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento hispalense, Juan Espadas, quien también ha criticado la "vocación recaudatoria" de los populares. La normativa también regula el servicio de recogida de aceites usados, otro punto controvertido.

La ordenanza municipal, que sustituye a la de 2003, considera como una infracción leve hurgar en los contenedores de basura. "La rebusca provoca ensuciamiento de la vía pública, robo indiscriminado de papel y cartón; y rotura de contenedores con el consiguiente gasto para las arcas municipales", argumenta el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, informa Europa Press. "¿Cómo se puede plantear multar a la gente que no tiene ni para comer? Me veo obligado a buscar en la basura y encima usted, Administración municipal, me multa", ha criticado el portavoz de IU, José Manuel García, para quien la ordenanza muestra la "insensibilización" del PP, que "plantea la pobreza en términos de criminalización". "Multar a estas personas no es la solución. Si tuvieran 700 euros los emplearían en buscar alimento en el supermercado y no en ese contenedor", critica el socialista sevillano, quien señala que la estrategia radica en "atenderlas desde los servicios sociales".

El PSOE critica la "vocación recaudatoria" de Zoido e IU la "insensibilización" del PP

No estoy dispuesto a que Sevilla sea una ciudad sin ley

Juan Ignacio Zoido

Como respuesta a los socialistas, Zoido ha recordado este martes que el Ayuntamiento dispone de una partida de siete millones para atender a estos colectivos. "Se tiene que conseguir que estas personas vayan a los servicios sociales para ser atendidas", ha dicho. Asimismo, y tras ser preguntado por la posibilidad de que las personas multadas no paguen las sanciones, el alcalde ha asegurado que el Consistorio trabajará para que se cumpla esta prohibición. "No estoy dispuesto a que Sevilla sea una ciudad sin ley", ha asegurado el regidor antes de señalar: "Cuando los vecinos bajan de sus pisos no quieren encontrarse las zonas comunes ni la calle llena de residuos porque hay gente que los está tirando y esparciendo". Entre otros puntos, la normativa también castiga a quienes dejen la basura fuera de los contenedores y "prohíbe escupir en la calle y satisfacer las necesidades fisiológicas en la vía pública". "Todo esto estaba también antes multado, pero no se cumplía", ha insistido Zoido.

Con la entrada en vigor de la ordenanza municipal, también lo hace la adjudicación del servicio de recogida de grasas y aceites de cocina usados a la empresa Biouniversal S.L, que se encargará de la recogida, transporte, gestión intermedia y final del aceite vegetal usado procedente de hogares, bares, restaurantes e instituciones de la ciudad. Hasta ahora, estos establecimientos vendían libremente estos residuos a empresas del sector. La medida ha contado con el rechazo de la patronal de hostelería.

Asimismo, la Asociación de Gestores de Residuos de Aceites y Grasas Comestibles (Geregras) se opone a este sistema porque, apunta, va en contra del principio de libre competencia del mercado. El colectivo ha denunciado el asunto ante la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía. "Hay una normativa que cumplir, ha habido un concurso y se ha resuelto", defiende Zoido.