Softonic prevé despedir a unos 200 empleados, la mitad de la plantilla

La empresa anuncia un proceso de despido colectivo en la oficina de Barcelona

Ampliar foto
Tomas Diago, fundador de la Empresa Softonic, en Barcelona.

Softonic, el portal líder de descargas de programas informáticos, ha iniciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a un porcentaje “significativo” de los 400 empleados de su sede de Barcelona, según admitió este lunes la empresa catalana en un comunicado. El ERE afectará a más de la mitad de su plantilla, según avanzó ayer La Vanguardia, aunque la compañía no quiso confirmar esta cifra.

La decisión se debe a la cancelación de “contratos importantes” y un descenso “constante” de usuarios e ingresos que Softonic atribuye a “cambios en las condiciones del mercado”, según afirmó la empresa en un comunicado. El diario achaca estas pérdidas a que Google modificó este verano los algoritmos, de modo que el portal se ve perjudicado en los resultados de búsqueda.

Hace solo dos meses, Softonic celebraba la ampliación de sus oficinas centrales en el edificio Meridian, junto al centro comercial Heron City. Más de 8.000 metros cuadrados repartidos en seis plantas y media para poder alojar a los 80 nuevos empleados que contrató en 2014 y los otros 40 que preveía incorporar antes de fin de año. Incluso escaló a la séptima posición en la clasificación de La mejor empresa donde trabajar. Ayer, sin embargo, la perspectiva era otra: “La compañía lamenta tener que tomar esta difícil decisión, pero resulta necesaria para asegurar su futuro”, rezaba el comunicado.

Softonic, fundada en 1997 por Tomás Diago, aseguró que la decisión se da tras un “detallado proceso de análisis de todas las opciones posibles para garantizar la futura viabilidad de la empresa”. La compañía ya comunicó a su plantilla su intención de llevar a cabo un despido colectivo, pero no será hasta noviembre cuando presente una propuesta formal, en la que determinará la cifra de afectados y las condiciones de cese. Como la mayoría de compañías digitales, sus empleados no tienen representación sindical ni comité de empresa, por lo que deberán organizarse para formar una comisión que represente sus intereses en las negociaciones. La empresa afirmó que “hará todo lo posible para llegar a un acuerdo”.

La compañía —que tiene otros 50 empleados repartidos en sus sedes de Madrid, San Francisco, Nueva York, México, Shangai y Tokio— ganó 29 millones de euros en 2012, aunque este año podría registrar pérdidas ante la inesperada caída de los ingresos.

Luis Hernández Garrido, el fundador de Uptodown —uno de los principales competidores de Softonic— negó ayer en su blog que el riesgo “que supone esta industria” haya cambiado y atribuyó las pérdidas de su rival a “su estrategia de monetización”. Hernández lamentó que Softonic haya tenido que recurrir a un ERE, pero aseguró que “era cuestión de tiempo” que sucediera.