Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija de Buesa exige “pedagogía social” en una “sociedad enferma”

El XII Seminario Fernando Buesa aborda el "pasado, presente y futuro" de la sociedad vasca ante el terrorismo

La vicepresidenta de la Fundación Fernando Buesa, Sara Buesa, hija del parlamentario vasco asesinado por ETA, ha reclamado "pedagogía social" para "instaurar la cultura de paz" en una "sociedad enferma" porque "no es suficiente con que no se produzcan más asesinatos". La vicepresidenta de la Fundación ha inaugurado este jueves el XII Seminaro Fernando Buesa que, durante dos días, abordará el "pasado, presente y futuro" de la sociedad vasca "ante el terrorismo".

En su intervención, Sara Buesa ha asegurado que, en los más de 30 años de terrorismo en el País Vasco, una parte de la sociedad "apoyó o justificó" a ETA y, aunque ahora existe "otro escenario", todavía "hoy hay quienes legitiman el uso de la violencia como estrategia necesaria".

"Quizá no tanto en el presente, pero sí en el pasado", ha explicado. Por ello, ha manifestado su "profundo agradecimiento" a los "pocos valientes que se atrevieron a dar un paso al frente y a posicionarse contra el terrorismo". "Fueron la punta de lanza que ayudó poco a poco a despertar conciencias y a avanzar en la movilización social hasta conseguir la derrota de ETA", ha dicho.

La mayoría de la sociedad, en su opinión, "no ha aprobado la violencia, pero ha estado anestesiada, mostrando una terrible falta de empatía". "Hemos convivido tanto tiempo y de forma tan intensa con la violencia que hemos desarrollado tolerancia a la misma: nos habituamos a vivir con ella, viendo como normales cosas que no lo eran para nada", ha indicado.

Alerta de la "actitud social" de "querer pasar página"

En su opinión, el miedo "ha mantenido un velo silencioso sobre los acontecimientos" y ha convertido "el terrorismo, la amenaza, la extorsión, el asesinato" en temas "tabú".

La hija del parlamentario vasco asesinado por ETA ha asegurado, desde su "experiencia como víctima", que fue "tremendamente valioso el apoyo social", pero también sintió "el estigma de ser víctima". "Me ha costado mucho caminar con la cabeza alta, levantar la mirada y mirar fijamente a los ojos sin miedo y sin vergüenza", ha admitido.

Para Sara Buesa, existe ahora la "actitud social" de "querer pasar página". "El terrorismo se ve como algo ya pasado. El alivio por el cese de la violencia de ETA es, sin duda, un refuerzo muy fuerte. El nudo de opresión que sentíamos en el pecho ha desaparecido, podemos respirar y parece que esto nos basta", ha manifestado.

Sin embargo, ha advertido de que, para ella, "no es suficiente" porque no se conforma "con que ya no se vayan a producir más asesinatos". "Quiero que mis hijos tengan un corazón limpio, unos profundos valores basados en la ética y el respeto a los derechos humanos. Quiero transmitirles que en la vida hay injusticias, que habrá momentos duros en los que se sentirán frustrados, puede que incluso maltratados, pero que nunca, jamás, ningún conflicto, ninguna causa, ninguna injusticia, legitima el uso de la violencia", ha dicho.

En su opinión, estos aspectos se deben "trabajar" en la sociedad vasca "porque la violencia ha calado de tal manera en nuestros huesos que somos una sociedad enferma, con principios y valores frágiles". Ha apostado por "hacer pedagogía social, deslegitimar por completo el uso de la violencia,

instaurar una cultura de paz y construir un cuerpo sólido de valores". "Y para esto es necesario hablar, hablar lo que tanto tiempo hemos callado, reflexionar, compartir y trabajar", ha dicho.

Tras afirmar que "todos tenemos algo por hacer, desde diversos sectores", ha considerado "muy pertinente" dedicar el seminario que la Fundación Buesa celebra este jueves y viernes, "al papel de la sociedad vasca ante el terrorismo".

El XII Seminario Fernando Buesa, que ha comenzado con la intervención de Sara Buesa y José María Ortiz de Orruño, está organizado por la Fundación Fernando Buesa Blanco Fundazioa y el Instituto de Historia Social "Valentín de Foronda" concluirá el viernes, 17 de octubre.

Su objetivo es, según sus organizadores, "analizar el papel de la sociedad ante el terrorismo, porque "la actitud de la sociedad es fundamental a la hora de analizar todo fenómeno terrorista: en su génesis, en su desarrollo y en su final". "Y esto es más importante aun si cabe en el caso del País Vasco, donde una minoría significativa de ciudadanos organizados la ha apoyado", ha afirmado.