Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sonrisa de Gaudí

Presentada una imagen inédita del arquitecto realizada en Montserrat en 1925, apenas un año antes de fallecer

La fotografía inédita de Gaudí presentada en el congreso de Barcelona.
La fotografía inédita de Gaudí presentada en el congreso de Barcelona.

Son muy pocas la imágenes que se conservan de Antoni Gaudí. Apenas media docena de fotografías reproducen el aspecto del genial arquitecto. La más reproducida es la que le realizó en su estudio barcelonés Pablo Audouard en 1878. El resto son imágenes recortadas de otras escenas, como en la que aparece en una procesión en la puerta de la catedral de Barcelona, durante el Corpus de 1924. A ese pequeño universo de imágenes de Gaudí se une, ahora, una nueva de 1925, que si bien no destaca por su excelente calidad, si tiene el valor de ser la última foto conocida de Gaudí antes de fallecer el 10 de junio de 1926, cuando un tranvía acabó con su vida en el cruce entre la calles de Bailén y Gran Vía, en Barcelona.

La fotografía fue presentada ayer momentos antes de la clausura del primer Congreso Mundial sobre Gaudí que se ha desarrollado en la Universidad de Barcelona durante esta semana. La ha dado a conocer el arquitecto Jordi Bonet i Armengol, que desde 1987 hasta 2012 fue el director de las obras de la Sagrada Familia. Según explicó, la imagen la ha extraído de una película inédita rodada en 1925 en Montserrat, cuando el artista asistió a una boda a este monasterio.

El Arquitecto Emérito y Asesor del Patronato de la Sagrada Familia, que no quiso desvelar la identidad de los dueños de la película, si explicó que hace unos diez años, los dueños de la cinta le llevaron las imágenes para que autentificara la presencia del personaje. “Como yo no lo conocí y mi padre [Lluís Bonet] había fallecido, hablé con tres personas que sí habían coincidido con él: la monja que limpiaba en la casa de Gaudí, que cuando la vio dijo Es bén bé ell; la hija de los porteros de la Sagrada Familia y el académico Josep Maria Garrut que lo saludaba a menudo cuando el arquitecto paseaba por Sant Felipe Neri. Ninguno de los tres tuvo dudas”, aseguró el experto en la obra del arquitecto, que aclaró que los tres habían fallecido ya.

Copia del dibujo de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia. ampliar foto
Copia del dibujo de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia.

Bonet ha destacado también el hecho de que en la imagen Gaudí aparezca sonriente, algo que no había ocurrido en las otras fotografías. “Siempre se ha destacado su seriedad, pero la foto demuestra que también le gustaba el humor”.

Durante la jornada de clausura del congreso, Bonet también ha presentado la imagen del monumento a Torres i Bages que se erigirá junto a la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia que prevé estar terminada para dentro de dos años como máximo. Basado en un dibujo de Gaudí, contará con una escultura del eclesiástico escribiendo, tendrá 20 metros de alto, estará realizado en piedra, la base, y bronce, el fuste, y tendrá tres patas “correspondientes a las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad”. Bonet ha podido determinar las características de este monumento gracias a la copia del dibujo original que se quemó durante el incendio del estudio de Gaudí en julio de 1936.

El congreso, que ha reunido en Barcelona a más de 350 especialistas en Gaudí (que obtuvo su título en la UB), ha dejado algunas novedades, como una nueva maqueta de la cripta de la Colonia Güell, realizada por el grupo de investigación del profesor Rainer Graefe de la Universidad de Innsbruck en 3D, además del anuncio de la creación de una cátedra Gaudí por parte de la UB que se instalará en el Tint Vell, la fábrica de la Colonia Güell, anunciada al comienzo del encuentro por la virrerectora Lourdes Cirlot y que estará dotada con 30.000 euros al año.

El encuentro ha resaltado que Gaudí rompió los límites formales conocidos de la arquitectura, destacando la capacidad de innovación, imaginación y riesgos asumidos por él, al que se ha visto como un pionero y un avanzado a su tiempo, capaz de resolver problemas nuevos con todo un repertorio de soluciones también nuevas. Original ha sido presentar su influencia contemporánea en edificios, en la automoción e, incluso, la gastronomía y se ha hablado de nuevas influencias en su obra como las de Yucatán o la China.

En la jornada de ayer también se anunció la intención de crear un Corpus Gaudiano que reúna todos los documentos, planos e imágenes para “eliminar errores sobre el autor y su obra”. A finales de este mes cerrará sus puertas el Museo Diocesano de Barcelona y su Espai Gaudí con la intención de potenciar el contenido. Cuando abra, a finales de año, el protagonista absoluto y el hilo conductor será Gaudí. La primera exposición temporal estará dedicada a los primeros estudiosos de Gaudí, como Puig Boada, Collins, Molema, Isozaki, Casanelles o Tarragó, algunos participantes en el congreso.

Más información