Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
situación política

Urkullu y Quiroga comparten el análisis económico y su pacto en vigor

El lehendakari avisa que utilizará las vías legales de la política penitenciaria

Arantza Quiroga e Iñigo Urkullu este miercoles en el encuentro celebrado en Vitoria.
Arantza Quiroga e Iñigo Urkullu este miercoles en el encuentro celebrado en Vitoria.

Iñigo Urkullu ha dedicado este miércoles a Arantza Quiroga más tiempo que en las dos reuniones anteriores de la ronda con los líderes políticos. Era una cita precedida de una tormentosa relación entre sus respectivos partidos, PNV y PP, a la que no son ajenas las críticas del Gobierno vasco por la “recentralización” que advierten en Mariano Rajoy. Pero las dos partes han asumido al final del encuentro que hay espacio para un apoyo del PP a los Presupuestos porque comparten el diagnóstico económico y la necesidad de mantener la acción social. A partir de ahí, diferencias.

En estos contactos, Urkullu sondea las posibilidades reales de sacar adelante sus segundos Presupuestos y el grado de entendimiento sobre cuestiones clave como el autogobierno y el proceso de paz. Tras el encuentro de más de dos horas y media con Arantza Quiroga, el lehendakari sabe que el PP está por la labor de mantener la vigencia del actual pacto de estabilidad institucional que le llevaría, por tanto, a aprobar las Cuentas para así garantizarse el acuerdo en la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria. La única condición es que Urkullu elija como compañeros de viaje a quienes hablan de “falsas identidades” en alusión a EH Bildu. Quiroga se ofrece a hablar de “progreso”, reiteró.

En este clima, los dos interlocutores también han acordado propiciar el máximo consenso en la redacción del decreto de la cartera de servicios sociales, a la que se alimentaría de la suficiente financiación estable.

A partir de ahí, las diferencias se han hecho notar. Quiroga no ha compartido el criterio de recentralización que maneja Urkullu sobre el Gobierno Rajoy. Cree que es falso y para demostrarlo le puso los ejemplos del acuerdo en la Lomce y los encuentros con el presidente español en La Moncloa. El PP ha insistido en el alto nivel competencial y que las críticas del PNV obedecen a una “estrategia”.

Urkullu quiere ir “más allá” de lo ya acordado sobre el suelo ético

En cuanto al nuevo estatus, Quiroga ha salido de la reunión  convencida de que Urkullu ha rebajado la idea de la autodeterminación hasta el punto de que ambos convinieron en la apuesta por completar las transferencias aún pendientes del Estatuto de Gernika, en línea con el compromiso alcanzado en la última reunión Urkullu-Rajoy.

Ahora bien, el lehendakari ha aprovechado la ocasión para transmitir al Gobierno central un aviso por medio de Quiroga de que “va a seguir trabajando en una política penitenciaria que aproveche todas las vías legales que la propia legislación en vigor contempla”.

En este debate sobre el proceso de paz, Quiroga ha preguntado directamente al lehendakari cuál era su postura definitiva sobre el suelo ético. La presidenta del PP vasco ha transmitido su perplejidad al conocer por los medios de comunicación que Urkullu esté dispuesto a modificar el punto de partida alcanzado en la ponencia de Paz y Convivencia sobre el reconocimiento del suelo ético para así favorecer la incorporación de EH Bildu.

El lehendakari ha respondido que su propósito es “trabajar” en la búsqueda de un punto de encuentro que desbloquee la ponencia parlamentaria. Urkullu busca un compromiso “que debe ir más allá de lo que ahora tenemos” para la participación de las cuatro sensibilidades. Eso sí, no ha habido ninguna precisión sobre el cambio a seguir para conseguirlo. Quiroga ha entendido que “en ningún momento” se van a revocar los principios del suelo ético ya acordados. Este debate, a su vez, les ha permitió analizar las contradicciones que advierten en el tránsito político de la izquierda abertzale en un clima general que ha “engrasado” las relaciones desde un objetivo de “compromiso de país”, según han subrayado desde el PP vasco.